Despliega el menú
Motor

Cinco consejos útiles para que gastes menos con tu coche

La compra de un vehículo suele ser una de las inversiones más notables para una familia, pero existen trucos para ahorrar con el combustible, el mantenimiento, la ITV o el seguro.

Es importante que cuando lleves tu coche a reparar solicites siempre un presupuesto por escrito.
Es importante que cuando lleves tu coche a reparar solicites siempre un presupuesto por escrito.

Aunque la vivienda supone la inversión principal de los aragoneses, el coche sigue ocupando un lugar destacado en los gastos mensuales de las familias de la Comunidad. A pesar de que la crisis económica que estalló hace una década hizo mella en el sector, este se ha ido recuperando a buen ritmo en los últimos años, lo que se refleja en cifras como los cinco millones de horas de trabajo que generó la industria auxiliar de automoción en 2017.

Datos como el aumento del 23,7% en la venta de coches que se registró en agosto consolidan esta tendencia, en la cual a menudo no se tienen en cuenta aspectos con los que se podrían ahorrar cientos de euros. Bajo estas líneas puedes encontrar una serie de consejos útiles para que gastes menos con todo lo que rodea a tu vehículo.

Combustible: el nuevo impuesto al diésel supondrá un cambio importante en este sentido para sus usuarios, pero hay pautas que pueden seguirse diariamente y que reducen el consumo. Es importante que cambies de marcha cuando toque. La primera velocidad solo sirve para poner en movimiento el vehículo. Enseguida hay que engranar la segunda y, a partir de ese momento, cambiar de marcha sin revolucionar el motor en exceso. En un motor diésel se ha de cambiar en torno a las 1.500 revoluciones, mientras que uno gasolina ha de hacerlo a unas 2.000. Seguro: aunque son muchos los elementos que intervienen a la hora de contratar un seguro para el coche, cancelar tu póliza actual, aunque no tengas intención de cambiar de compañía, es probable que haga que te llamen pronto desde esta para hacerte una oferta mejor, aunque si llevas muchos años con ellos podrías perder bonificaciones. Se trata de un trámite levemente engorroso (debes hacerlo con al menos 30 días de antelación), pero existen muchas probabilidades de que te merezca la pena. Compra: detecta el momento adecuado. Los concesionarios se marcan objetivos comerciales que suelen coincidir con cierres de periodos naturales, como los meses, trimestres y, desde luego, el ejercicio anual. Así que suele ser ventajoso comprar al final de esos ciclos: si el vendedor no ha cumplido sus objetivos, estará más predispuesto a hacer ofertas. ITV: además de tener presentes las últimas novedades que entraron en vigor el pasado mes de mayo, es clave que elijas de manera adecuada dónde haces la inspección técnica. Esta es obligatoria para los modelos con cuatro años o más, pero no tienes porqué pasarla cerca de tu casa, así que quizá te compense desplazarte unos kilómetros para hacer la revisión, pues los precios varían considerablemente en función de la Comunidad Autónoma de la que se trate. Taller: cuando lleves tu coche a reparar, solicita siempre un presupuesto por escrito de cualquier reparación o ampliación, pues estás en tu derecho. Así, podrás compararlo con el de otros talleres y elegir el que más te convenza.- Ir al suplemento 'On the Road'

Etiquetas
Comentarios