Motor

Cinco claves para ahorrar en la compra de tu coche

La adquisición de un vehículo es una operación que acarrea un considerable desembolso económico. No obstante, existen algunos trucos para reducir este al máximo posible.

Es recomendable visitar más de un concesionario antes de comprar un coche dado que pueden presentar diferencias de precio significativas.
Es recomendable visitar más de un concesionario antes de comprar un coche dado que pueden presentar diferencias de precio significativas.

Las ventas de coches registraron un aumento del 23,7% el pasado mes de agosto, lo que evidencia la buena salud del sector de la automoción tras unos años duros motivados por los efectos de la reciente crisis económica.

Elegir coche es una decisión muy importante que requiere tener en cuenta una serie de aspectos clave, ya que el desembolso económico que requieren este tipo de operaciones es considerable. Sin embargo, existen diversos trucos que pueden permitirte reducir este al máximo posible. Bajo estas líneas puedes encontrar algunos de ellos.

Negociación: es muy recomendable visitar más de un concesionario para solicitar presupuestos y compararlos. Merece la pena hacer el esfuerzo porque la diferencia de precio puede ser significativa. Combustible: ¿Podrán seguir circulando los diésel en las grandes ciudades? ¿Merece ya hoy la pena comprar un híbrido o incluso un eléctrico? Conviene darle el peso específico justo a este factor dentro de la ecuación general de la compra. Informarse lo mejor posible al respecto es una manera de afinar el criterio. Planes de ayuda: las ayudas gubernamentales a la compra se han convertido en una reivindicación constante del sector, así que todo comprador debería intentar aprovechar las ventajas de planes como los Renove, PIVE o Movalt.  Calendario de lanzamientos: como promedio, cada cuatro años se produce la renovación (más o menos integral) de la mayoría de los vehículos. Si no te sientes especialmente atraído por estar a la última, esto sirve para obtener un precio más ventajoso por las unidades que vayan a quedar desactualizadas y que los concesionarios necesitan vender con relativa premura. Equipamiento: en seguridad no se debería escatimar ni un euro, pero se puede ser más austero en confort o tecnología. ¿Realmente van a utilizarse todos los dispositivos? Lo inteligente es pagar por lo que necesitamos, no por lo que nos venden.- Ir al suplemento 'On the Road'

Etiquetas
Comentarios