Despliega el menú
Internacional

Portugal investiga una polémica montería con cazadores españoles en la que se mataron 540 animales

Las fotos tomadas por varios cazadores indignaron al país, que se plantea revisar la actual Ley de Caza.

Foto de archivo de un ciervo
Foto de archivo de un ciervo
HA

La Fiscalía de Portugal abrió hoy una investigación sobre la polémica montería en una finca al norte de Lisboa en la que fueron abatidos 540 animales, un suceso que indignó al país hace una semana, cuando se divulgaron fotografías tomadas por varios cazadores.

Fuentes del Ministerio Público confirmaron el inicio de esta pesquisa, que está dirigida por el Departamento de Investigación y Acción Penal de Lisboa Norte y busca esclarecer las responsabilidades de lo sucedido en la finca Torre de Bela de Azambuja, a unos 70 kilómetros de Lisboa.

Allí se reunieron alrededor de 16 cazadores en una montería organizada por la empresa española Monteros de la Cabra, que divulgaron material gráfico en el que daban cuenta de cómo habían abatido 540 animales, principalmente venados y jabalíes.

Foto de la cacería compartida en redes sociales
Foto de la cacería compartida en redes sociales
Twitter

Las imágenes, ya eliminadas, generaron un fuerte rechazo de dirigentes municipales, partidos y organizaciones ecologistas en Portugal, en tanto que las autoridades anunciaron que investigarían lo sucedido.

La indignación creció cuando se conocieron los relatos de algunos vecinos de la finca, que aseguraron a medios locales haber escuchado disparos cada diez segundos durante horas.

"Vil" o "un acto de odio" fueron las valoraciones del ministro de Ambiente de Portugal, João Matos Fernandes, que consideró la semana pasada que se cometió un "delito medioambiental".

La finca contaba con una licencia de Zona de Caza Turística, que ha sido retirada tras lo ocurrido por el Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF, por sus siglas en portugués), que tutela el sector cinegético.

La legislación actual establece que, cuando existe esa licencia, no es necesario comunicar al ICNF las monterías organizadas, lo que el ministro considera un "error". Por ello, abrió la puerta a revisar la actual Ley de Caza.

Además, en los próximos seis meses se van a inspeccionar todas las zonas de caza turística del país. 

Etiquetas
Comentarios