Huesca
Suscríbete por 1€

sucesos 

Pillado en Hecho un cazador con una cabeza de sarrio en la mochila y llegado de fuera de Aragón

Es de una empresa que acompaña a cazadores. En su coche hallaron una testa con precinto sin rellenar y otra sin él. Junto a otras dos personas, también fue denunciado por incumplir las restricciones de movilidad.  

Una cabeza de sarrio con precinto y otra sin él.
Una cabeza de sarrio con precinto y otra sin él.
Guardia Civil

Hacerlo peor es casi imposible. La Guardia Civil de Hecho iba a denunciarle por incumplir la Ley de Caza de Aragón al no tener cumplimentado el precinto enganchado a la cabeza del sarrio que portaba en el maletero de su vehículo. Sin embargo, al continuar con la inspección y en el fondo de una mochila que portaba en este mismo habitáculo, los agentes hallaron oculta otra testa de la misma especie, esta vez sin el marchamo correspondiente, y un rifle. Además, el hombre procedía de otra comunidad autónoma, por lo cual quebrantaba las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno de Aragón, que impiden la entrada en la Comunidad Autónoma sin causa justificada.

A mediados de este mes de diciembre, agentes de la Guardia Civil del puesto de Hecho fueron informados de que se podrían estar llevando a cabo cacerías de sarrios excediendo el número de precintos previamente autorizados. Se inició entonces,  en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil de Jaca, una investigación para determinar si se estaba incumpliendo la Ley de Caza al superar el número de ejemplares adquiridos en subasta pública. Los guardias activaron un dispositivo para el control de posibles irregularidades llevadas a cabo en la caza de esta especie y localizaron un vehículo todo terreno. 

Tras identificar a su conductor, este resultó pertenecer a una empresa dedicada al acompañamiento de cazadores y, al llevar a cabo un registro del vehículo se localizó en el maletero una cabeza de sarrio. Esta portaba el oportuno precinto, aunque no se había cumplimentado tal y como ordena la legislación para evitar que se les dé un nuevo uso.

Tras preguntarle si portaba alguna otra cabeza de sarrio, él manifestó que no,  pero los agentes continuaron con la inspección. Descubrieron un rifle y la otra cabeza de sarrio, sin precinto. 

Se informó al conductor de que se le iban a formular dos denuncias por supuestas infracciones a la Ley de Caza de la Comunidad Autónoma de Aragón. La cabeza sin precinto y el rifle quedaron intervenidos.  

Al saber que el sancionado se encontraba acompañado de otras dos personas, se localizó a las mismas y, tras comprobar que todos ellos eran vecinos de otras comunidades autónomas, se les interpusieron sendas denuncias ante el Servicio Provincial de Sanidad de Huesca por incumplir las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno de Aragón al amparo del estado de alarma. 

Asimismo, se solicitó colaboración a un guarda forestal del Gobierno de Aragón para identificar el sexo del sarrio intervenido, que resultó ser un macho. El animal identificado quedó depositado para su conservación con el precinto correspondiente. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión