Despliega el menú
Internacional

coronavirus

Italia planea suspender pago de la factura de luz y gas en los pueblos en cuarentena por el coronavirus

El Gobierno aprueba medidas urgentes para los municipios afectados como moratorias en las hipotecas y ayudas a las pequeñas y medianas empresas. 

COVID-19 coronavirus outbreak in Italy
Una turista en Italia posa con mascarilla incluida
EFE/Marco Ottico

El Gobierno italiano planea suspender el pago de las facturas de la luz y del gas en los once municipios del norte del país aislados por el coronavirus, entre otras medidas, avanzó este viernes el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli.

El Ejecutivo celebró una reunión técnica para definir los nuevos decretos-ley que deberá ser aprobado en un Consejo de Ministros en las próximas horas con medidas urgentes para ayudar a los once municipios en cuarentena en las regiones de Lombardía y Véneto.

Las medidas irán dirigidas tanto a los vecinos como a las empresas de la zona, muchas agrícolas o del sector turístico.

Patuanelli explicó que la idea es elaborar dos decretos y que el primero es la suspensión durante seis meses del pago de las facturas de la luz, agua y basuras y moratorias de las hipotecas, esto último en acuerdo con la Autoridad Bancaria Italiana (ABI).

Además se pretende ampliar el Fondo de Garantía para las pequeñas y medianas empresas con hasta 750 millones de euros, señaló el ministro, en declaraciones al programa de la televisión pública RAI.

Otra medida intentará limitar el aumento del precio de los productos en estas zonas, pues el Gobierno teme que haya comerciantes que quieran aprovecharse de la situación, adelanta el diario "Il Sole 24 Ore".

En un segundo decreto-ley Patuanelli se incluirá un paquete con medidas que tendrán en consideración el daño directo a las empresas de la zona afectada y al sector al que pertenezcan.

La idea es estudiar junto al Ministerio de Economía el modo de aliviar a los hoteleros que se vean obligados a devolver las fianzas que los turistas y clientes pagan al hacer la reserva y que recuperan en caso de cancelarla por causas de fuerza mayor.

Para todas estas medidas el Gobierno italiano, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas y varios partidos de centroizquierda, pretende obtener cierta flexibilidad contable de la Unión Europea.

El norte de Italia ha registrado un brote de coronavirus de Wuhan que ya ha causado 21 muertos, en su mayoría ancianos con otras graves patologías, y más de 800 contagios.

Para tratar de limitar la expansión del patógeno, el Gobierno ha creado dos zonas rojas en cuarentena, una en Lombardía con diez municipios, y otra con una localidad del Véneto, ambas aisladas y custodiadas día y noche por el Ejército.

Otras medidas adoptadas por el Ejecutivo son permitir a las empresas hasta el 15 de marzo el establecimiento del teletrabajo en las seis regiones del norte afectadas por el virus, Lombardía, Véneto, Piamonte, Emilia-Romagna, Liguria y Friuli-Venecia-Julia.

El ministro de Economía de Italia, Roberto Gualtieri, compareció en rueda de prensa en la sede del Gobierno italiano, momentos antes de que el Consejo de Ministros se reuniera para aprobar el decreto y aseguró que en este primer documento habrá medidas urgentes para apoyar a las familias trabajadoras, las empresas más afectadas por la emergencia de coronavirus.

A esta iniciativa le seguirá un segundo decreto "con medidas adicionales" que será aprobado por el Consejo de Ministros la próxima semana.

Entre las medidas en este primer decreto-ley se encontrará una suspensión de las obligaciones fiscales para los 11 municipios considerados "zona roja" hasta el 30 de abril y el sector hotelero tendrá una moratoria a nivel nacional para sus contribuciones tributarias, con el fin de paliar la caída de reservas hoteleras y otros daños al turismo.

Etiquetas
Comentarios