Despliega el menú
Internacional

brexit

Euroscépticos y proeuropeos preparan sus ceremonias para el "día del brexit"

Hacia las 23.00 GMT en Londres , los ladrillos negros de Downing Street, sede del Gobierno británico, se iluminarán con un reloj que marcará una cuenta atrás, a la que seguirá un espectáculo de luces.

La bandera de la Unión Europea junto a la de Reino Unido, en una imagen de archivo.
La bandera de la Unión Europea junto a la de Reino Unido, en una imagen de archivo.
EFE

Más de tres años después de que los británicos votaran por salir de la Unión Europea (UE), el divorcio se consuma este viernes, una jornada para la que partidarios del 'brexit' y proeuropeos ya tienen preparadas sus respectivas ceremonias.

Bruselas, que por primera vez en su historia asiste a la despedida de un socio, quiere un adiós sobrio y se limitará a retirar las banderas británicas de los edificios de las instituciones. Mientras tanto, en Londres cada uno marcará este histórico día a su manera.

Cuenta atrás y espectáculo de luces

Hacia las 23.00 GMT en Londres -medianoche en el continente europeo-, los ladrillos negros de Downing Street, sede del Gobierno británico, se iluminarán con un reloj que marcará una cuenta atrás, a la que seguirá un espectáculo de luces.

En las inmediaciones, los edificios gubernamentales de Whitehall relucirán en rojo, blanco y azul, mientras que la calle de Pall Mall y la Plaza del Parlamento se vestirán con banderas británicas.

También en este último lugar, el grupo Leave Means Leave (salir quiere decir salir), respaldado por el político euroescéptico Nigel Farage, celebrará una fiesta abierta al público, donde esperan llegar a reunir hasta 10.000 personas y para la que han prometido “discursos jubilosos, banderas y cómicos”

"Es un gran momento en la historia de esta nación para celebrar", señaló Farage, que este viernes también cerrará sus 20 años de carrera como eurodiputado.

Otras iniciativas ciudadanas organizan sus particulares celebraciones, como “Have your cake and eat it” (Coge tu pastel y cómetelo).

En su invitación en internet, promete tarta gratis a los primeros 200 asistentes y una mezcla de música británica, entre la que destaca la canción "We won't get fooled again" (No nos engañaran de nuevo).

La campana del Big Ben no replicará

A pesar de lo que sugirió el primer ministro, Boris Johnson, tras su victoria en las pasadas elecciones generales, la campana de la famosa torre del reloj de las Casas del Parlamento de Londres, en obras desde 2017, no replicará por el "brexit".

La propuesta, que suponía un coste de unas 500.000 libras (590.950 euros), fue criticada por una comisión parlamentaria que consideró que no era apropiado usar dinero de los ciudadanos para un evento político, además ser un coste demasiado elevado para los fondos públicos.

Así se vieron frustradas las expectativas de los "brexiteers", que a través de una campaña en las redes sociales recaudaron más de 227.000 libras (269.299 euros).

Un discurso televisado y monedas conmemorativas

El día del "brexit" entrará además en circulación una nueva moneda de 50 peniques (58 céntimos de euro), en la que figurará el mensaje de "Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones".

Asimismo, durante la última jornada de pertenencia a la UE, Johnson reunirá a su gabinete de ministros en el norte de Inglaterra para reflejar sus planes de descentralizar la economía, y, a última hora, dará un discurso televisado a la nación.

No se esperan festejos en Escocia e Irlanda del Norte, donde los ciudadanos votaron mayoritariamente en contra del "brexit" en el referéndum de junio de 2016.

Criticismo entre los proeuropeos

El ex viceprimer ministro cobservador Michael Heseltine, conocido europeísta, afirmó al periódico The Observer que esta multitud de celebraciones amenazaba con "exacerbar las divisiones nacionales" en un momento en el que las "sensibilidades sobre abandonar Europea son altas".

"El 'brexit' es el tema más divisivo de los tiempos modernos. Aquellos de nosotros que luchamos por permanecer -en la UE- lo hicimos sinceramente en interés de nuestro país y las generaciones posteriores, quienes creemos que deberían ser influyentes en el corazón de Europa", señaló.

"Creo que es imprudente por parte del Gobierno restregarlo en nuestras narices celebrando nuestra derrota en este momento, mientras hablamos de unificar el país", añadió.

El líder interino del Partido Liberal Demócrata, Edward Davey, se unió a las críticas y declaró que Johnson debería usar dinero público para unir al país, y no "regodearse con una fiesta cara".

Además, el dirigente del Partido Nacionalista Escocés (SPN) Ian Blackfod apuntó en la misma publicación que "abandonar el proyecto de paz más grande jamás creado tras la guerra" no era algo que se debía celebrar.

Beethoven en un pub alemán

Por su parte, un grupo de proeuropeos ha organizado una procesión que, bajo el título de "À bientôt EU, See you soon" (Hasta pronto UE, nos vemos pronto), partirá a las 2.30 GMT desde Downing Street hacia la sede de la Representación de la Comisión Europea en Londres, situada en St. John Smith Square.

Frente al mismo edificio, la organización europeísta New Europeans llevará a cabo una vigilia con velas a las 17.00 GMT, en la que espera congregar a cientos de ciudadanos.

Por la noche, la organización "the3million", que representa a los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido, montará una fiesta en un pub alemán en el centro de Londres, donde espera reunir hasta 150 personas.

“Pueden sacarnos de Europa, pero no pueden sacar Europa de nosotros”, señalan en su invitación, en la que prometen que la "Oda a la Alegría" de Beethoven será lo que suene en el local a la medianoche. 

Etiquetas
Comentarios