Despliega el menú
Economía

El Santander gana 6.515 millones, un 17% menos, por el impacto del brexit

El banco, que ya genera un tercio de su beneficio en Brasil, aumenta su dividendo para este año y descarta fusiones tras completar la del Popular.

Oficina del Banco Santander en Barcelona.
Oficina del Banco Santander en Barcelona.
Quique García/Efe

El resultado del Banco Santander de 2019 ha arrojado una caída del 17% al obtener un beneficio de 6.515 millones de euros. Son casi 1.400 millones menos que en el año anterior y supone la cuantía más baja de los dos últimos años, después de seis ejercicios consecutivos de crecimiento desde el peor momento de la crisis en 2012. En esta ocasión, la propia entidad ya había advertido al mercado de esta contingencia motivada fundamentalmente por las provisiones que ha tenido que realizar para hacer frente al impacto de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El 'brexit', que oficialmente se materializará este viernes día 31, provocó que el Santander revisara tras el verano su fondo de comercio adscrito a su filia británica con un impacto de 1.500 millones de euros. A pesar de esta circunstancia, la presidenta del Santander, Ana Botín, apuntó este jueves en la presentación anual de resultados que la entidad está "absolutamente" preparada para cualquier escenario en el que se ejecute el divorcio con la UE. "No sabemos las condiciones de la salida, pero nos hemos preparado para cualquier eventualidad", insistía.

Sin contar con esa eventualidad de saneamiento, el beneficio atribuido ordinario se ha incrementado un 2% hasta los 8.252 millones de euros. En cualquier caso, Santander mantiene su apuesta por el mercado británico a pesar del "entorno complejo" en el que se mueve, tal y como admitió el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez. La aportación de Reino Unido al beneficio consolidado del grupo se encuentra en el 11%.

El mercado que actúa como motor para el primer banco por volumen de activos gestionados en España sigue siendo Brasil. De ahí procede el 28% del resultado generado durante 2019. El beneficio ordinario de ese territorio se aproxima a los 3.000 millones de euros, con un crecimiento del 16%. Además, el conjunto de América (EE UU, México, Chile, Argentina y otros países, además de Brasil) representa un 53% del resultado del Santander.

Además del impacto del 'brexit', las cuentas del banco han estado condicionadas por el final del proceso de integración con el Popular. El coste del ERE fue superior a los 800 millones. A esta reestructuración hay que sumar las acometidas en otros países, aunque estos costes se vieron amortiguados por la plusvalía de 693 millones obtenida por la operación realizada con el negocio de custodia. La fuerte generación de capital, que espera alcanzar un ratio del 12% este año, sorprendió favorablemente a los inversores. El mercado aplaudió estas cuentas con un alza del 4,4% en la Bolsa.

Rechazo a más impuestos

El banco ganó en España 1.585 millones, un 2% más a pesar de la caída en el margen de intereses, por los bajos tipos del último año. Una vez culminada la fusión con Popular, Botín considera que la entidad tiene "una base muy buena para crecer en España". Aunque no lo hará -volvió a insistir- a través de fusiones. Sobre el nuevo Gobierno de coalición, la presidenta del Santander ha rechazado su idea de aplicar un impuesto a la banca: "No creo que seamos uno de los sectores que se lo merecen en este momento".

El Santander elevará su dividendo con cargo a los resultados de 2019 al proponer a la próxima junta un segundo pago de 0,13 euros por acción (al menos diez céntimos en efectivo). Así, la remuneración íntegra será de 0,23 euros, un 3% más con respecto al de 2018. Botín recordó que esta decisión "supone más que doblarlo desde 2014", cuando accedió al cargo.

Etiquetas
Comentarios