Internacional

Masacre terrorista en Estambul

Más de una treintena de personas murieron y, al menos, 120 resultaron heridas en un grave atentado en el principal aeropuerto de la ciudad. El ataque fue perpetrado por terroristas suicidas.

Atentado en el aeropuerto de Estambul
Atentado en el aeropuerto de Estambul
Afp

Turquía volvió a sufrir este martes el golpe del terror. Esta vez el escenario fue el aeropuerto Atatürk de Estambul, la gran puerta del país al mundo. Al menos 38 personas perdieron la vida, según el último dato ofrecido de madrugada, y hubo 120 heridos cuando tres terroristas trataron de entrar en la terminal internacional y se inmolaron al ser descubiertos por las fuerzas de seguridad.

En este aeródromo hay que pasar de forma obligatoria por un escáner antes de acceder a la zona de salidas y los guardias presentes de este control abrieron fuego contra los agresores, según las primeras versiones difundidas por medios locales, que citaron a fuentes oficiales turcas.

En las imágenes difundidas por los medios se podían ver decenas de cuerpos en el suelo en la parte exterior de la terminal y, en los primeros instantes, a taxistas que comenzaron a evacuar heridos a los hospitales más cercanos mientras llegaban las ambulancias. Antes del apagón informativo que impone Turquía tras un atentado, la cadena CNN-Turk pudo entrevistar a un testigo que aseguró que se produjeron dos explosiones "muy fuertes y el pánico se apoderó de todos, empezamos a correr en todas las direcciones".

El tráfico aéreo de uno de los principales aeropuertos para las conexiones entre Europa y Asia se detuvo, se cancelaron todas las salidas y se desviaron los vuelos que debían a aterrizar a otros aeródromos. Los pasajeros que esperaban para volar fueron trasladados a hoteles de la ciudad.

"Estábamos en el control de pasaportes. Oímos un tiroteo. Empezaron a disparar contra la gente. Entonces se hicieron detonar", relató a CNNTürk la testigo Mine Iyidinc.

Otra testigo, Gozde Aydinoglu, aseguraba: "Escuché primero disparos y entonces una explosión. De nuevo disparos y gente corriendo por todos lados".

Ningún grupo ha reivindicado por el momento la autoría de los ataques, pero las autoridades turcas sospechan de que el autodenominado Estado Islámico podría estar detrás de ellos.Ola de atentados

En el último año, el país ha sufrido varios atentados cometidos tanto por yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) como por milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con el que Ankara rompió hace un año una tregua que duraba 24 meses, o de los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), grupo que en diciembre lanzó un mortero contra el segundo aeropuerto de Estambul, el de Sabiha Gokcen, y mató a una trabajadora de mantenimiento.

Este es el segundo atentado que sufre Estambul este mes, y el quinto de 2016, después de que al menos once personas perdieran la vida, de ellas siete agentes de Policía, y 36 resultaran heridas tras la explosión de un coche bomba al paso de un vehículo policial en Beyazit Vezneciler, cerca de la parada de metro, la Universidad y el acueducto de Valente.Afección al turismo

El presidente, Recep Tayyip Erdogan, señaló entonces directamente a los kurdos y, en un mensaje televisado, aseguró que "no es nada nuevo que el PKK atente en las principales ciudades, como Estambul". El hombre fuerte del país quiso tranquilizar a los ciudadanos y adelantó que lucharán contra el terrorismo "de manera implacable y hasta el final, sin descanso y sin miedo". De momento no lo ha logrado y el sector turístico está en caída libre, con una bajada de visitantes del 28% en abril respecto al mismo mes de 2015, según los últimos datos oficiales.

Además de la amenaza kurda, el EI ha transformado Turquía de un país de tránsito hacia Siria para sus combatientes -muchos de ellos desde Europa a este mismo aeropuerto antes de dirigirse a la frontera- en un lugar en el punto de mira de los seguidores del califa Ibrahim, cada vez con más problemas para mantener el territorio del califato. Las autoridades turcas acusan a los yihadistas de estar detrás de atentados suicidas como el que costó la vida a un centenar de personas durante una manifestación kurda en Ankara en octubre o los más recientes ataques contra turistas en Estambul, como el de enero en el distrito de Sultanahmet en el que murieron 12 alemanes.

Etiquetas
Comentarios