Gastronomía
Suscríbete por 1€

El menú del Pilar, con vinos de Aragón

Están representadas todas las denominaciones con un interesante equilibrio entre bodegas grandes y pequeñas.

Los vinos 8.0.1.,Generación 73, Enate TS., Care El Pilar.
Los vinos 8.0.1.,Generación 73, Enate TS., Care El Pilar.
H. A.

Migas, ternasco de Aragón y bacalao son las elaboraciones e ingredientes que más se repiten en los menús del día del Pilar. Raro es el que no incluye alguno y, en muchos casos, incluso aparecen los tres.

Para esta comida tan especial, lo habitual es que el vino que acompañe su degustación sea aragonés, y tras repasar el contenido de medio centenar de menús, es lo que se refleja. Además, están representadas todas las denominaciones de origen. Otro dato de interés es que no hay una referencia que destaque por encima del resto. Es como si las bodegas y los hosteleros se hubiesen puesto de acuerdo en repartir juego a la mayoría.

También se produce un curioso equilibrio entre bodegas grandes, con vinos bastantes conocidos, y otras que no superan las 10.000 botellas. De esta forma, lo popular y lo que tiene que recorrer un camino para hacerse un nombre encuentran acomodo a la mesa el día del Pilar.

En la horquilla de precios de 40 a 50 euros es donde se sitúan la mayoría de los menús pilaristas. También los hay por debajo y por encima, pero buena parte de los vinos que se reseñan a continuación aparecen en esa franja.

Están teniendo mucho protagonismo el tinto y el blanco joven 3404 de Bodegas Pirineos con su coupage de moristel y garnacha, acompañadas de cabernet sauvignon, en el caso del primero, y chardonnay y gewürztraminer, el segundo. Del Somontano también tiene tirón Viñas del Vero Roble, mientras que Garnacha Centenaria de Bodegas Aragonesas se ha hecho un hueco, sobre todo en los menús con un precio un poco más elevado.

Borsao Selección Tinto es uno de los buques insignia de Bodegas Borsao, en el Campo de Borja. Su buena relación calidad/precio ha encajado entre las opciones de algunos hosteleros. El vino 8.0.1, uno de los más icónicos de Bodega San Valero, es una alternativa recurrente en el rango de precios de hasta 50 euros, y a partir de ahí, Particular Garnacha Viñas Centenarias. Grandes Vinos también despliega una amplia selección.

‘Care, el vino del Pilar’, es la apuesta de esta bodega de Cariñena para las fiestas, más allá de su presencia en algunos menús. Se trata de un tinto con ocho meses de crianza, 100% garnacha, procedente de viñas viejas de más de cincuenta años.

Enate TS, el nuevo lanzamiento de esta bodega del Somontano, está elaborado con las variedades tempranillo y syrah. Solo está disponible en hostelería y algunos restaurantes lo han elegido como vino de cabecera para las fiestas. Otro productor muy buscado es Pago de Aylés, único vino de pago de Aragón. Este año, su Cuesta de Herrero va a ser uno de los triunfadores.

Hay bodegas menos conocidas como Libre y Salvaje que han posicionado el vino Camino del Bosque. Igualmente, están dejando su sello de vinos ecológicos dos propuestas de Bodegas Tempore: Generación 73 y Finca Vasallo.

Los Vinos del Viento de Michael Cooper, en el Campo de Borja, también se dejan ver. De Aventura 2020 ha salido una promoción limitada de 10.000 botellas. Y Bodega Sommos tiene una referencia muy asentada en estas fechas: Sommos Roble, elaborado con las variedades merlot y cabernet. Finalmente, de la D. O. Calatayud, Baltasar Gracián de Bodegas San Alejandro tiene mucha visibilidad.

Pero lo dicho, aunque los vinos aragoneses son mayoritarios, también hay alguna referencia de fuera. De esta forma, en algún menú pilarista se le hace hueco al clásico Viña Real, de la D. O. Rioja, renovado recientemente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión