Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

gastronomía

Es el turno del café con hielo, ahora también con tónica

El café también puede ser una bebida de verano, al que añadir bebidas de gas, como antaño con gaseosa o en la actualidad con tónica.

Un 'expresso tonic' preparado en la Cafetería Justicia de Zaragoza.
Un 'expresso tonic' preparado en la Cafetería Justicia de Zaragoza.
O.P.

El termómetro apunta alto, pero apetece un café, eso sí, en ningún caso caliente. "Un solo con hielo, por favor", se pide. Cuando se tiene sobre la mesa se procede al traspaso de la taza al vaso. Hace falta tener práctica y arte para que no termine esparcido por la mesa ni que se escurra por la base de la taza. El café con hielo es de las opciones más demandadas en las cafeterías, sin embargo, existe un abanico de bebidas a base de café que se toman frías y sin necesidad de estar aguachinadas.

Desde esta semana en la Cafetería Justicia preparan el "expresso tonic". "El modo de elaboración es echar tónica cero azúcar, para que lo pueda tomar más gente, con hielo. Después un café solo doble de San Jorge y, por último, nosotros también le añadimos una rodajita de limón, que le da un toque cítrico y fresco", explica el barista Oriol Pujadas. Una vez en el vaso, las dos bebidas se diferencian, pero poco a poco el líquido transparente se mezcla con el marrón, consiguiendo algo homogéneo en la que las burbujas cobran especial protagonismo.

Hace unos días lo empezó a probar este barista de Justicia y el mismo día que se lanzó ya llegaron varios clientes en su busca. "Ayer un chico me dijo que ya sabía dónde iba a pasar el verano: aquí bebiendo este café", comenta entre risas Pujadas.

La mezcla de café con bebida de gas para el verano no es nueva. En la década de los 40, en plena posguerra española, algunos establecimientos ofertaban el llamado 'soldao', una combinación en base a café, gaseosa y azúcar. Esta receta también se repicaba en algunos hogares, con incorporaciones como limón o, incluso, vinagre.

Esta propuesta ya irrumpió con fuerza en las redes sociales hace un tiempo y parece que revive a la par que el abanico se convierte en imprescindible. Ofrecer algo más que el típico café que se rompe con el hielo es el objetivo de la cafetería zaragozana, sita en la calle Manifestación: "Estamos dando la vuelta a la carta de cafés porque la temperatura ya está subiendo".

A la lista se suma el revolucionario 'cold brew'. Esta bebida se toma fría y al paladar llega como una especie de refresco que mantiene un sabor fiel al café más tradicional, pero con nuevos matices. "Puede ser tener toques a miel, a whisky…", enumeran en la cafetería, que en poco tiempo se ha ganado un hueco en las opciones de los zaragozanos más cafeteros y en las redes sociales. La elaboración de esta bebida obliga a invertir más tiempo: "Se infusiona en tanques de agua fría el café molido. El tiempo depende del gusto de la persona, puede ser a partir de 9 horas y llegar a las 24". En la Cafetería Justicia disponen de infusionadores de cristal –tienen cierto parecido a una cantimplora- y la sirven sola o con un chorrito de leche.

En las mañanas, tardes o noches más calurosas también se puede beber 'ice latte', es decir, un café con leche frío elaborado previamente y que se puede manchar con leche de vaca o de avena. Además, también existen las denominadas jarras V60, que durante todo el año ofrecen calientes y ahora ya las sirven frías. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión