Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recetas

Lasaña de carne, queso y bechamel: una elaboración simple para disfrutar en la cocina

De gusto popular, esta preparación que consta de capas de pasta intercaladas con relleno, nunca falla. 

Lasaña
La lasaña es un clásico que nunca falla, un plato favorito de grandes y pequeños. 
Pixabay

Seguro que todos alguna vez hemos tenido el placer de comerla. Sin embargo, probablemente pocos se han atrevido a prepararla. La lasaña es de esas opciones que nunca falla, una delicia tanto para grandes como para los más pequeños. Se trata de un plato de origen italiano, que con el paso de los años ha variado en cuanto a elaboración... especialmente si se trata del relleno. No obstante, entre los principales mitos que tiene esta receta es el tiempo que demanda. Y es que entre una cosa y otra, siempre se pueden simplificar los pasos recogiendo lo más importante. 

Al menos tres capas de pasta, y en este caso carne, se intercalan para dar vida a toda una delicia. La lasaña se termina con abundante bechamel (esa salsa blanca de sabor suave y textura cremosa) y abundante queso. ¿Lo mejor? es que gracias al desarrollo de distintas marcas, hoy también podemos encontrar opciones de masas para todos los gustos: tradicional, integral, sin gluten y mucho más. Este fin de semana nadie se quedará fuera de la mesa. 

Si estás interesado en algún truco, te diremos uno bastante utilizado por los expertos. La clave está en humedecer las masas durante diez minutos antes de montar el plato. Este tipo de pastas, que pueden encontrar en distintos supermercados y almacenes, son la esencia de la lasaña. ¿Más trucos? Mira estas opciones para conseguir postres y dulces saludables

Toma nota de todo lo que necesitas antes de comenzar:

Ingredientes

  • 1 kg de carne picada
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo 
  • 500 gr de salsa de tomate 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • Sal, pimienta y orégano (al gusto)
  • 120 ml de vino blanco 
  • 250 gr de queso rallado mozzarella 
  • 16 placas de lasaña 



Para la bechamel 
  • 500 ml de leche 
  • 2 cucharadas de harina
  • 50 gr de mantequilla 
  • Sal, pimienta y nuez moscada (al gusto)
Carne
1

Comenzar con el relleno

En una cacerola, a fuego medio, poner el aceite de oliva y añadir los dientes de ajo picados. Cuando se caliente todo, agregar una cebolla picada. Remover constantemente. Después de que se hayan sofrito, incorporar el kilo de carne picada. Mezclar con el vino blanco y condimentar con sal, pimienta y orégano al gusto. Cuando se evapore el alcohol, añadir 500 gr de salsa de tomate. 

Lasaña
2

El momento de las pastas

En un recipiente agregar agua caliente y un poco de aceite para que las láminas de pasta no se peguen. Añadirlas de una en una y sumergirlas durante diez minutos. Mientras se hidratan, puedes avanzar en la bechamel. 

Salsa
3

Salsa y sabor

Añadimos dos cucharadas de mantequilla en una sartén caliente y a fuego medio. Después de que se haya derretido, incorporar dos cucharadas de harina y mover durante un par de minutos. Agregar medio litro de leche caliente y mezclar hasta que no queden grupos. Condimentar con sal, pimienta y un poco de nuez moscada. Mover hasta conseguir una salsa espesa. 

lasaña
4

Capas, formas y texturas

Colocar las láminas de pasta sobre un paño de cocina. Para montar la lasaña se sugiere utilizar una fuente de 25x19 cm apta para horno. En la base añadir un poco de salsa de tomate, seguido de una capa de pasta, carne picada, bechamel y queso rallado. Repetir como mínimo tres veces y en la última capa cubrir con láminas de pasta, un poco de bechamel y abundante queso. Llevar al horno precalentado a 220º  unos 20 minutos y  ¡a disfrutar! 

Apúntate a la newsletter de gastronomíay recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios