Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

Imagen clásica para un tinto de corte moderno

De la Bodega Otto Bestué sale este crianza caracterizado por su elegancia y sedosidad.

Botella de Otto Bestué Finca Santa Sabina.
Botella de Otto Bestué Finca Santa Sabina.
O. B.

La Bodega Otto Bestué , ubicada en la localidad de Enate y adscrita a la D. O. Somontano, responde al tipo de empresa vitivinícola familiar que se ha hecho un hueco importante en los mercados nacionales e internacionales gracias a su laboriosidad y a una buena gestión, que aprovecha la experiencia y la filosofía de una familia con más de tres siglos de dedicación al cultivo de la vid para encarar el presente y el futuro con productos que satisfacen las apetencias de los consumidores. 

Esa combinación se refleja perfectamente en el Bestué Finca Sabina 2016, un tinto que se elabora con uvas de cabernet y tempranillo recolectadas en la finca que da nombre a la etiqueta, en la que, precisamente, con su estética clásica, refleja esa tradición en la familia Otto Bestué .

Es un vino que seduce a los sentidos desde el momento en que se lleva a la copa, donde presume de un color rojo cereza intenso con tonos granates. En la nariz, ofrece aromas concentrados de frutas maduras rojas y negras, como cereza y ciruela, además de notas especiadas y tostadas aportadas por la barrica. En el paso por la boca es redondo, sedoso y muy elegante, dejando un posgusto agradable en el que vuelven las notas frutales y especiadas, además de referencias minerales y balsámicas.

El precio de venta al público es de 12,50 euros la botella. Está especialmente recomendado para acompañar platos de carnes rojas, elaboraciones de caza y también quesos curados.

Etiquetas
Comentarios