Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

viinos de aragón

Pago Aylés lanza al mercado una nueva gama de sus vinos Aldeya

La empresa presentó su nueva ‘colección de vinos de familia’: un blanco, un rosado, un tinto joven, un garnacha crianza y un reserva.

La familia Ramón Reula, junto a la imagen de los nuevos vinos Aldeya, en el acto de presentación.
La familia Ramón Reula, junto a la imagen de los nuevos vinos Aldeya, en el acto de presentación.
Almozara

Si alguien tiene razones para lucir la etiqueta de ‘familia de vinos’ esos son, sin ninguna duda, los Ramón Reula, una empresa familiar iniciada en los años 90 por Federico Ramón, quien, después de una trayectoria profesional llena de éxitos, decidió volver a la tierra que amaba, a la que dio los últimos años de su vida, apostando por la creación de una bodega en la finca Aylés, en el término de Mezalocha.

Para todos quienes en los últimos años hemos estado al lado de esta familia, viendo como ascendían, peldaño a peldaño, en la búsqueda de la excelencia, fue una gran satisfacción compartir su alegría e ilusión con el nuevo paso en esa ascensión, tras haber asentado el proyecto de sus Vinos de Pago.

El pasado miércoles presentaban en la Terraza Libertad 6.8, en el corazón del Tubo zaragozano, la nueva gama de sus vinos Aylés, la marca más veterana de la empresa familiar, que ahora luce una imagen renovada con unos productos más acordes a las demandas del mercado. Estuvieron acompañados de muchos amigos y clientes, que pudieron disfrutar de los cinco nuevos vinos, que se agrupan en una ‘colección de vinos de familia’ y que salen bajo el paraguas de una filosofía que ya tiene hondas raíces que se concentran en el lema ‘Un viñedo, una familia, una historia’.

Inmaculada, Ana y Federico, hijos de Federico Ramón y Concha Reula, son quienes llevan ahora las riendas de la empresa. Y fue Inmaculada, directora del departamento técnico de la bodega, quien presentó la nueva gama de vinos, "que hacemos con mucho cariño, sinceros y que pueden ser disfrutados por todo el mundo, ya que su relación calidad-pasión-precio es inmejorable", según sus palabras. "Hoy es un día muy importante para mi familia -aseguró- porque constatamos que treinta años de trabajo y sacrificio tienen su recompensa".

Y tras las explicaciones de Mariano Navascués -que condujo el acto- y de Julio Prieto, ingeniero agrónomo y asesor de la bodega, pudimos disfrutar de las nuevas creaciones, fruto de cuatro años de intenso trabajo, encaminado hacia una viticultura ecológica y sostenible que busca preservar el entorno y, al mismo tiempo, incrementar la calidad de los vinos. Algo que han conseguido, por cierto, porque están todos a un alto nivel.

El nuevo Aldeya Reserva.
El nuevo Aldeya Reserva.
Almozara

La gama se compone de un blanco joven de chardonnay, un rosado de garnacha y algo de syrah, un tinto joven que ensambla cuatro variedades (tempranillo, merlot, cabernet y syrah), un garnacha de la última añada con cinco meses de estancia en barrica, y un reserva con las cuatro variedades y de estilo clásico. La relación calidad/precio de todos ellos es magnífica. Están todos por debajo de los 6 euros, excepto el reserva (8,50 euros).

Etiquetas
Comentarios