Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

David Neuman: "El aceite de oliva de Mis Raíces es un elixir que tiene alma"

Este importador es un referente en el sector del aceite de oliva en los Estados Unidos. Acaba de visitar el Bajo Aragón.

El experto norteamericano David Neuman cata muestras de aceite de oliva virgen extra.
El experto norteamericano David Neuman cata muestras de aceite de oliva virgen extra.

Neuman fue presidente y socio de Lucini Italia y en nueve años la convirtió en la principal marca italiana de aceite de oliva en Estados Unidos. Al vender el negocio en 2014, fundó Gaea North America con la asistencia de su empresa matriz, Gaea Products S. A., de Grecia. Así se han enfocado en la venta de los mejores aceites de oliva virgen extra (AOVE) griegos en el mercado norteamericano. Ahora, a través de EVOOGuy.com, pretende trabajar con productores y marcas internacionales de aceite de oliva junto con distribuidores y minoristas clave de los Esstados Unidos, para hacer llegar aceite de oliva virgen extra de alta calidad y con una etiqueta responsable ante los consumidores.

Su primera parada ha sido España y, tras participar como ponente en el WOOE de Madrid, la feria más importante del sector, visitó el Bajo Aragón para conocer el proyecto Mis Raíces, con el que dos familias –Albarizas Olive Oil, en Oliete, y Aceites Impelte del Bajo Martín, en La Puebla de Híjar– luchan por posicionar el aceite del Bajo Aragón en los mercados más exclusivos.

Después de haber trabajado en dos grandes e importantes compañías en la industria del aceite de oliva, está iniciando una nueva aventura como consultor independiente y la ha comenzado visitando el Bajo Aragón. ¿Por qué?

Con Lucini Italia y Gaea he abordado Italia y Grecia y por eso es natural que ahora quiera apoyar a las marcas españolas. Llegué al Bajo Aragón invitado por Víctor Moreno Pastor para conocer el proyecto Mis Raíces y a sus fundadores. Me he encontrado con jóvenes de gran personalidad, transparentes y dispuestos a asumir el desafío del mercado estadounidense con un producto único. He quedado encantado por la naturaleza del paisaje y el suelo. Los árboles empeltre crecen en circunstancias muy duras y esto me fascina. Pasar el tiempo en las Albarizas, la explotación familiar de la familia Moreno Pastor en Oliete, comer productos de esta tierra cocinados por los padres de Víctor, ver dónde está enterrada su abuela tan cerca de donde ella y su esposo trabajaban la tierra, me conmovió. Después conocí también las instalaciones de Impelte en La Puebla de Híjar y a su maestro de almazara, Javier Sánchez, así como a uno de los productores de aceituna más importantes de la zona. Me conquistaron. Esto es a lo que quiero dedicar mi tiempo: ayudar a los productores de aceite de oliva comprometidos con el trabajo duro y honesto.

En esta visita le ha acompañado Alexandra Kicenik Devarenne, cofundadora de Extra Virgin Alliance. Ambos son expertos catadores de aceite de oliva. ¿Qué diferencia al AOVE de Bajo Aragón de otros?

No es el típico aceite de oliva español. Tiene alma. El paisaje no te abruma con la cantidad de árboles como Andalucía. En esta región el olivar esta cultivado por familias que quieren honrar la tradición de su región. Al reunirme con el director técnico de la DOP Aceite del Bajo Aragón, Juan Baseda, me di cuenta de que esta región significa negocios cuando se trata de estándares internacionales de excelencia. Mis Raíces ha conseguido embotellar un elixir que requiere generaciones de fabricantes de aceite de oliva para lograrlo. No es un típico arbequino o picual, la aceituna empeltre es mucho más difícil de cuidar para garantizar que solo las mejores aceitunas lleguen al molino. Árboles con bajo rendimiento que requieren de un espacio más amplio entre ellos significa que el agricultor debe estar profundamente comprometido con este cultivo y con el aceite resultante para gastar el tiempo y dinero para producirlos y cosecharlos. El AOVE de Mis Raíces encarna la historia y la filosofía de esta región. Con un frutado maduro de intensidad media-suave y con un amargo y picante medios, este aceite puede ser usado por la mayoría de las personas en sus comidas sin una sensación abrumadora en la boca pero lleno de sabor y beneficios para la salud.

¿Qué futuro crees que Mis Raíces puede tener en los EE. UU. y cuál es el objetivo que tiene con el proyecto?

Todos sabemos que el mercado de aceite de oliva de EE. UU. está atestado de un 80% de aceite de oliva no apto para el consumo. España está poco representada en los lineales, salvo algunas marcas heredadas que están cansadas. Mis Raíces tiene la oportunidad de hablar con las generaciones más jóvenes de compradores de AOVE que quieren un producto con historia pero presentado de una manera más moderna. Etiquetado veraz, un aceite de gran calidad dentro de la botella y un precio justo. Para Mis Raíces, quiero construir un mercado de forma selectiva y dentro de tres años tendremos un surtido de botellas que llamarán la atención de los compradores especializados y de los consumidores. Las tiendas tendrán que llevar a Mis Raíces a sus estanterías debido a la demanda.

EE. UU. es el mayor importador de aceite de oliva en el mundo, pero el consumo per cápita sigue siendo muy bajo. En su visita al Bajo Aragón también ha estado acompañado de María Reyes, directora de compras de aceite de oliva de una de las más grandes distribuidoras de EE. UU. ¿Cree que los minoristas y distribuidores están haciendo esfuerzos para aumentar este consumo per cápita?

Creo que los minoristas y distribuidores venden lo que los consumidores quieren comprar. Es realmente trabajo de los medios, los profesionales culinarios y los de la salud alentar al consumidor a usar aceite de oliva de mejor calidad con mayor frecuencia, en comparación con la mantequilla, por ejemplo. Eso impulsará la prueba, la demanda, la recompra y, por lo tanto, el crecimiento de la categoría.

¿Qué impresiones se lleva del Bajo Aragón?

Mi corazón está feliz. Mi esposa, que me acompañó en este viaje, y yo nos enamoramos de la región, la gente, la historia, la comida e incluso de nuestro hotel (Balneario de Ariño). Solo desearía que más tomadores de decisiones de EE. UU. vinieran aquí y vieran de primera mano lo honesto que es, cuánta devoción y dedicación entra en cada una de las botellas de Mis Raíces. Espero traer algunos en los próximos períodos de cosecha. He estado en España varias veces antes, pero si no hubiera sido por Mis Raíces, probablemente nunca hubiese llegado a Aragón. Me siento muy afortunado por haber venido.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios