Gastronomía

Gastronomía

Una tapa muy festiva: cestas de patatas rellenas de ternasco

Esta deliciosa tapa la prepara Carlos de Castro, ganador del concurso Ternascook 2015.

La tapa '¿Dónde vas Caperucita?', ganadora de Ternascook.

El Ternasco de Aragón es uno de los productos con más identidad de esta tierra y cualquier receta que lo incluya es ideal para prepararla en un día festivo como, por ejemplo, el Día de Todos los Santos que se celebra cada uno de noviembre.

Para esta ocasión, que suele celebrarse en familia, os acercamos una deliciosa receta de Carlos de Castro, la tapa '¿Dónde vas caperucita?', ganadora del concurso Ternascook celebrado las pasadas fiestas del Pilar. Con una preparación muy elaborada pero un resultado muy original y sabroso, adjuntamos la receta porque el resultado vale la pena para sorprender en casa a los invitados.¿Cómo se prepara esta tapa?

Para elaborarla, se puede emplear cualquier parte del ternasco. En este caso, utilizó el costillar por ser más sabroso. El resto de ingredientes que se necesitan son: patatas, pimiento rojo a tiras, vino tinto de Campo de Borja, sal, azúcar, pimienta y ajos.

En primer lugar, hay que preparar las cestas de patata en las que luego se presenta la tapa. Hay que tallarla pelando una patata y vaciándola para darle forma de cesta, manteniendo el asa y friéndola después en un aceite suave.

El asado se hace untando el costillar con un ajo partido por la mitad. Salpimentamos y untamos con aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón y se introduce en el horno a baja temperatura (120-150º centígrados) primero por la parte sin piel. El tiempo dependerá del tamaño de la pieza. Aproximadamente, una hora y 15 minutos.

A los 10 minutos de introducir la pieza en el horno, se vierte por encima el vaso de vino. Transcurrida la primera hora, se le da la vuelta a la pieza y se deja otros 30 o 40 minutos más. Al final, se dora 10 minutos con el grill para que quede la piel crujiente. Cuando sacamos el asado del horno deshuesamos la carne y la troceamos y por el otro lado reservamos la piel crujiente.

Aparte, se hacen las patatas panadera. Primero, se cortan en rodajas finas y se fríen en aceite de oliva a baja temperatura, manteniéndolas tapadas al principio.

Hay que confitar las tiras de pimiento rojo añadiéndoles un ajo picado, una cucharada de azúcar y sal. Se tienen en una sartén con un poco de aceite de oliva durante 20 minutos.

Para presentar la tapa, en el fondo de la cesta se incorpora una base de patatas panadera y una cucharada de la salsa reducida del asado. Sobre esta base colocamos el ternasco troceado con otra cucharada de salsa. Encima del ternasco colocamos una tira de piel crujiente y un poco de pimiento rojo para darle también un toque de color. Se puede decorar con una ramita de tomillo.

-Ver otras recetas de cocina

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios