Gastronomía

Gastronomía

La Piazza, un buffet para abrirse a la ciudad en la Plaza del Pilar

Además del menú diario, que puede ser de picoteo, ofrece raciones, tapas, montaditos y cazuelitas.

La plantilla de la Piazza, con Luis Vaquer, propietario, a la derecha
La Piazza, un buffet para abrirse a la ciudad en la Plaza del Pilar
Agencia Almozara

La plaza del Pilar va renovando poco a poco su oferta gastronómica con la idea de abrirse mucho más a la ciudad, de no ser solo un reducto para turistas, sino de intentar atraer a zaragozanos para que se sientan motivados a dar unos pasos más desde el cercano Tubo. El pasaje del Ciclón es un buen ejemplo de esa reconversión, pero hay otros. La Piazza es uno de ellos. Nació hace menos de un año con la idea de mirar hacia Italia, de centrarse en la pasta y la pizza como reclamos, pero en este tiempo su ideario ha cambiado bastante.

Su fuerte es un menú del día (11,95 euros y un euro más el fin de semana, sin bebida) que se articula alrededor de un buffet con argumentos gastronómicos sencillos, populares y variados. Se ofrecen unas cuantas pizzas al corte (la masa, por cierto, está bastante conseguida), un par de platos de pasta que van cambiando y lasaña de verduras, que casi siempre está presente.

Básicamente, esto es lo que queda del país transalpino. Y es que aunque el proyecto nació con la idea de buscar un cliente de casa que se ajustase a esta oferta, el turismo –sobre todo el nacional– demanda un abanico más amplio de productos. Y por ahí el recetario ha crecido notablemente: paella y fideuá, migas aragonesas, huevos rotos… Una fórmula adecuada, también, para el público familiar, ya que los más pequeños de la casa tienen mucho donde elegir.

Los platos principales se pueden acompañar de varios tipos de ensalada y si uno se decanta por un menú de picoteo también lo puede hacer. A diario se ofrecen unos cuantos montaditos; dos o tres frituras como el calabacín rebozado o las croquetas; una tabla de quesos al corte, espárragos o patatas al alioli.

La comida está muy bien presentada en un local que ha sido totalmente remozado; luminoso, con un punto de diseño vanguardista pero muy funcional, que contribuye a que la estancia sea agradable. Además, el hecho de ser un buffet no quiere decir que al cliente se le abandone a su suerte. Como curiosidad, todas las mesas cuentan con un dispositivo que acciona una luz para reclamar la atención del camarero.

Carnes y pescados

Carnes y pescados tampoco faltan: pollo asado, albóndigas, pescados elaborados al horno y una de las especialidades, los pimientos rellenos de bacalao. Y para rematar la comida, dos de los buques insignia de La Piazza son la fuente de chocolate y la manzana asada, aunque también se puede optar por un surtido de tartas al corte o leche frita.

Por la noche, el concepto cambia; desaparece el buffet, que se transforma en una propuesta de tapas, montaditos y cazuelitas. De buen tamaño y para degustar a la mesa sin prisas ni agobios, y a un precio razonable (1,50 euros la unidad). Por menos de 10 euros se puede cenar de picoteo en la plaza del Pilar.

Este restaurante completa su propuesta con una pequeña carta de raciones para la clientela que no ve claro lo del buffet y apuesta por una comida monotemática: hamburguesas, ensaladas, pizzas, raciones clásicas… En fin, para dar gusto a todo el mundo.

La Piazza

Plaza del Pilar, 7. Zaragoza. Teléfono: 976 362 097 Horario: de 9.00 a 23.00. Abierto todos los días.

Ver otros restaurantes recomendados.

Etiquetas