Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cinco ventajas de la dieta mediterránea

Numerosos estudios ponen de manifiesto que este estilo de vida es beneficioso para la salud y el bienestar de las personas.

Una rebanada de pan de hogaza con aceite de oliva, típica de la dieta mediterránea.
España, el país europeo más económico en gastronomía hotelera
HA

La dieta mediterránea es mucho más que un patrón alimentario. En palabras de la nutricionista Asun Armas Prado, este término hace referencia a todo un "estilo de vida saludable, donde tan importante es comer bien como compartir la comida, incorporar ejercicio físico diario y practicar una cocina de temporada con alimentos del entorno". Unos valores que, según defienden los expertos, es importante inculcar a los niños desde pequeños.

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es sinónimo de alimentación "sana y equilibrada", por lo que puede convertirse en un buen aliado contra los excesos vacacionales. Según detallan los expertos, se trata de una dieta rica en fibra y pobre en grasas saturadas, que está basada en un elevado consumo de cereales, frutas, verduras, hortalizas y legumbres e incluye los pescados y el aceite de oliva como fuente principal de ácidos grasos esenciales que contribuyen al buen desarrollo neuronal.

Cinco ventajas de la dieta mediterránea

Los beneficios de seguir la dieta mediterránea son reconocidos por científicos de todo el mundo y, de hecho, este estilo de vida fue declarado en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Entre sus principales beneficios destacan los siguientes: La fibra procedente de cereales, leguminosas, frutas y verduras tiene un efecto beneficioso favoreciendo el tránsito intestinal; y, en general, contribuye a equilibrar el perfil calórico de la dieta. Las vitaminasminerales y antioxidantes se relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.  El aceite de oliva, el pescado azul y los frutos secos reducen el nivel de colesterol, previniendo el riesgo cardiovascular. Sus beneficios son notorios también para el medio ambiente. Así pues, según un estudio reciente, si el consumo alimenticio de España volviera a los patrones de la dieta mediterránea, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la producción de alimentos bajarían un 72%. La Dieta Mediterránea es la recomendada por la OMS para conseguir una buena calidad de vida y prevenir enfermedades degenerativas. Así pues, los nutricionistas subrayan que esta "mejora la esperanza y la calidad de vida debido a su aporte natural de nutrientes".Ir al suplemento de salud.

Etiquetas