Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Gastronomía

el futuro de la minería

El apoyo al carbón costará 600 millones hasta 2011

La Comisión Nacional de Energía asegura que, hasta 2014 (año hasta el que se extenderán los incentivos), la producción con carbón de importación se verá reducida "de forma importante".

Manifestación ante el Ministerio de Industria contra el decreto de apoyo al carbón español
Los incentivos al carbón nacional sumarán 600 millones en 2010 y 2011
EFE

El coste de los incentivos para la utilización de carbón nacional en la generación de electricidad rondará los 600 millones de euros entre 2010 y 2011, según calcula la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

En su informe sobre la propuesta de resolución por la que se fijan las cantidades de carbón, el volumen máximo de producción y los precios de retribución de la energía que se aplicarán en 2010, el organismo supervisor cifra en 89 millones el coste de la medida para este año -si comienza a aplicarse en noviembre-.

Para el próximo ejercicio, el coste del decreto, que será sufragado con cargo a los "pagos por capacidad" -para los que anualmente se reserva una parte en las tarifas de acceso y que retribuyen a centrales por estar operativas para atender puntas de demanda-, se eleva a 503 millones de euros.

El saldo previsto en 2010 para los pagos por capacidad es de 551 millones de euros, cifra que para el año que viene quedaría reducida a 406 millones.

Según la CNE, la propuesta de la Secretaría de Estado de Energía implica que este año, un coste medio por megavatio hora (MWh) para las diez centrales que participarán en el procedimiento de 60,26 euros, frente a un precio medio de mercado estimado en 46 MWh.

En 2011, el coste medio (que incluye parte variable y fija), se elevará a 66,62 euros, mientras que el precio medio del mercado rondará los 45 euros.

En el informe, la CNE añade que la producción máxima de 2010, si bien resulta físicamente posible, podría no alcanzarse por indisponibilidad fortuita de centrales o por que el operador del sistema no programa suficiente generación por limitaciones de seguridad.

Según el regulador energético, esto impediría el consumo de las adquisiciones de carbón autóctono fijado por la propuesta y, por tanto, no conllevaría la reducción del stock de estas centrales (que se estima que almacenan el equivalente a un año normal del consumo).

La propuesta fija para 2010 la adquisición de 4,1 millones de toneladas de carbón autóctono.

La CNE añade que si se mantiene un escenario similar al de 2009, la producción con carbón de importación hasta 2014 (año hasta el que se extenderán los incentivos) se verá reducida "de forma importante".

Por su parte, las centrales de ciclo combinado (gas natural) no se verían, "en principio", desplazadas por la puesta en marcha del mecanismo de restricciones por garantía de suministro en el que se basa el real decreto del carbón.

En este proceso podrán participar las centrales de Soto de Ribera, Narcea, Anllares, La Robla, Compostilla, Teruel, Velilla, Puente Nuevo y Escucha y Elcogas.

El mecanismo de resolución de restricciones permite modificar el programa diario del mercado eléctrico para cumplir los criterios de seguridad de suministro.

Etiquetas