Economía
Suscríbete por 1€

economÍA

Pensionistas aragoneses preparan el 15-O: "Es vergonzoso que nos quieran enfrentar a los trabajadores"

Este sábado se desplazan a Madrid para exigir unas prestaciones y salarios "dignos", ya que denuncian que la subida del 8,5% para los jubilados anunciada por el Gobierno no es suficiente para compensar la inflación.

Lucía Marco, pensionista zaragozana.
Lucía Marco, pensionista zaragozana.
H. A.

Lucía Marco es zaragozana, pero vive en Sabiñánigo (Huesca), donde le llevó la búsqueda de empleo, del textil al sector de la hostelería en el Pirineo. Tiene 72 años y trabajó desde los 14, aunque se tuvo que jubilar anticipadamente porque se quedó en el paro con más de 60 años y "a esa edad quién te va a contratar", recuerda. Su pensión se quedó en 1.000 euros tras perder un 6% por jubilarse anticipadamente. Este sábado, 15 de octubre, viaja a Madrid para acudir a la manifestación convocada por la Coordinadora para la defensa del sistema público de pensiones (Coespe) a la que pertenece y pedir subidas de pensiones y salarios que compensen la inflación, que en septiembre fue del 9%. La organización espera que se desplacen un centenar de pensionistas aragoneses, entre los que viajarán en autobús y los que lo hagan por medios particulares.

Lo que peor lleva Lucía de la situación actual es ver las críticas a los jubilados tras anunciarse que el Gobierno subirá las pensiones un 8,5% y porque muchos salarios son inferiores a una pensión. "Parece que la culpa de que los contratos de los jóvenes y trabajadores sean precarios la tenemos los pensionistas", se queja esta trabajadora del sector turístico de la nieve, en el que afirma haber trabajado "de todo".  

"Es vergonzoso que nos quieran enfrentar a los trabajadores y los pensionistas", lamenta, y pide que "la lucha tiene que ser conjunta". Se indigna al pensar que jóvenes, "algunos muy bien formados, tengan que huir para conseguir un trabajo", en referencia a los que tienen que marcharse a otros países en busca de un empleo o mejores condiciones laborales. Por eso asegura que le "duele" que los quieran enfrentar con ellos. La protesta de este sábado lleva en sus pancartas la reclamación de que se mejoren tanto las pensiones como los salarios. Recuerda que el año que viene ya no cobrarán la "paguilla" que actualizaba las pensiones con la inflación.

"Ahora con lo que se está viviendo, que es duro, necesitan un culpable. El coste de la vida está subiendo muchísimo. Por qué no se meten con otros gastos más grandes que las pensiones", plantea, ante la crisis actual y los mensajes que recuerdan el elevado coste que supone para el Gobierno pagar estas prestaciones y el alza acordada. Denuncia que el 8,5% no cubre la escalada de los precios de la alimentación, facturas de la luz, calefacción... De ahí que este sábado viajará a Madrid, en su caso en tren, para acudir a la manifestación, como ha ido a todas las concentraciones que ha convocado la coordinadora.

Félix Martínez, pensionista zaragozano en las concentraciones de Los lunes al cierzo.
Félix Martínez, pensionista zaragozano en una de las concentraciones de Los lunes al cierzo.
H. A.

La Coordinadora convocante, que mantiene sus movilizaciones en varias comunidades desde hace años, ha mantenido la citada protesta nacional, pese a conocer ya que subirán las pensiones. "Se queda corta porque el IPC se va a ir al 11% y ya llevamos arrastrado de otros años", cree Félix Martínez, miembro de la plataforma zaragozana que lleva cuatro años acudiendo a la plaza del Pilar todos los 'Lunes al cierzo', para pedir mejoras en las prestaciones y que también viajará a Madrid. "Los precios de la carne, la leche, el aceite han subido el 20% o hasta 40%", denuncia.

"Llevo toda mi vida trabajando y cotizando, y no trabajando ocho horas, sino doce como antes. Nos hemos ganado la pensión. No pido nada que no sea mío"

En su caso, se siente un "privilegiado" porque cobra una pensión de las más elevadas tras trabajar en la industria, de unos 2.000 euros netos al mes, pero también añade que se la ha ganado por su larga vida laboral, que comenzó como muchos de su generación a los 14 años. "Llevo toda mi vida trabajando y cotizando, y no trabajando ocho horas, sino doce como antes. Nos hemos ganado la pensión. No pido nada que no sea mío", insiste, consciente de que hay muchos trabajadores que no llegan a tener este salario. Por eso, pese a que afirma que "en mi casa no pasamos apuros", sigue "en la brecha", protestando para mejorar los salarios y las pensiones públicas para los que vienen detrás. "Por eso vamos a Madrid, por las pensiones nuestras y las de nuestros hijos", afirma. La plataforma reclama el "salario y pensión mínima a 1.200 euros", en referencia a la subida del salario mínimo ahora en 1.000 euros tras los últimos años de incrementos. Entre las medidas para reducir el paro apuesta por repartir las horas de trabajo. "Hoy hay chavales con 30 años en paro, y eso es una barbaridad".

En autobús también viajará desde Zaragoza Mª Isabel Serra, de 76 años. Se une a la petición de que pensiones de viudedad como la suya, que ronda los 900 euros, superen esta cantidad. Hay otras compañeras que cobran mucho menos. "Yo ya pago casi 400 euros de piso y luego hay que pagar la luz, el gas", enumera. A ello hay que añadir la comida. Además, carga con el pago de parte de algunos de sus medicamentos. Su vida laboral transcurrió en el sector de la limpieza, pero no ha podido cobrar una pensión, por la que sigue luchando. "Me faltaban dos meses y unos días", cuenta. "Si lo hubiera sabido, me hubiera quedado esos meses en la empresa", afirma, sobre la última en la que trabajó. La rabia de los problemas que ha tenido a lo largo de su vida le hace mantener la energía para seguir luchando y sumarse al grupo de jubilados aragoneses que se manifestará este sábado en Madrid. "Energía tengo mucha", afirma, y explica que anda 14 kilómetros cada día. Ha acudido en otras dos ocasiones más a manifestarse en defensa de las pensiones públicas.

"Todos los trabajadores deberían tener la subida del IPC", afirma Félix, que será compañero en el autobús que saldrá de Zaragoza. El alza media de los convenios colectivos no llega ni al 3%. Con este aumento de rentas en los hogares cree que se contribuiría a animar la economía. "El dinero si se mueve, todavía da más dinero, pero si gente no puede comprar, no".

Félix confía en la viabilidad del sistema público de pensiones, pese a los llamamientos a recurrir también a fórmulas de ahorro privado, como los planes de pensiones. Afirma que "el único que puede garantizar las pensiones es el Estado" ya que "lo demás son milongas", critica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión