Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

El 'boom' de la casa en el pueblo se modera aunque los compradores siguen mirando al extrarradio de Zaragoza

El efecto pandemia se sigue notando en la demanda de más viviendas unifamiliares o con terrazas, aunque se vuelve a buscar el centro de las ciudades, según el sector.

Imagen de archivo de viviendas unifamiliares y bloques de pisos en Cuarte de Huerva.
Imagen de archivo de viviendas unifamiliares y bloques de pisos en Cuarte de Huerva.
José Miguel Marco

La venta de pisos comienza el año con movimiento, aunque moderando el impulso que se vivió tras el confinamiento por la pandemia de covid-19. Las inmobiliarias siguen detectando que quienes mantienen ingresos para comprar lo hacen buscando viviendas con terraza o jardín, pero también se recupera la demanda por las viviendas en el centro, ya que los precios han subido pero de forma "razonable" en Zaragoza, según el sector. 

"Hambre por comprar sigue existiendo", asegura Fernando Baena, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón, en este comienzo de ejercicio. Eso sí, se venden, como viene ocurriendo en los últimos años, las viviendas "que están a un precio razonable". Reconoce que los pisos se han encarecido, pero no tanto como para expulsar a compradores que buscan vivienda.

El extrarradio mantiene el atractivo

"Seguimos teniendo muchísima demanda", asegura David Bretón, gerente de la inmobiliaria Zaradelta, recién llegado este jueves de enseñar a unos potenciales compradores un adosado en La Joyosa de 138 metros cuadrados por 135.000 euros. Localidades como esta a unos 20 kilómetros de la capital aragonesa han recupera atractivo a raíz de la pandemia. Hay vivienda construida de más metros y con jardín. "A todo el que le entra un adosado con jardín se muere por venderlo porque sabe que hay demanda", asegura desde la inmobiliaria especializada en la intermediación en municipios de la provincia de Zaragoza desde hace más de dos décadas. "Estamos escasos de vivienda periférica. Se vende toda", afirma, ya que obra nueva no hay en el extrarradio desde la crisis anterior. La poca que se construye es en la capital, indica, desde una de las firmas agrupadas en la asociación de inmobiliarias Aportalia.

"Los adosados, áticos, pisos con terraza siguen gustando"

La búsqueda de más espacio hace que sigan ganando atractivo municipios que lo perdieron con la crisis inmobiliaria como Cuarte de Huerva. "Los adosados, áticos, pisos con terraza siguen gustando", enumera Baena entre las viviendas más buscadas. La demanda de más espacios al aire libre ha sido una de las consecuencias de las semanas de confinamiento en la primera ola de la crisis sanitaria en 2020. Entre los perfiles estaría gente joven que quiere salir fuera de la ciudad y "personas mayores que buscan un sitio más tranquilo", pensando en la jubilación, añade Bretón.

A la mitad que en 2006

Según el último informe de vivienda usada elaborado por el portal fotocasa.es, los precios en Aragón siguen estando casi a la mitad que los máximos que alcanzaron en 2006, un año antes de que pinchara la burbuja inmobiliaria de la crisis anterior. Al margen de las enormes diferencias que puede haber de un municipio a otro e incluso de un barrio a otro, el precio medio de una vivienda de 80 metros cuadrados en Aragón era de 243.200 euros en 2006, mientras que el año pasado se situaba en 127.443 euros (1.593 euros/metro cuadrado), según los precios de venta recopilados por el Índice Inmobiliario Fotocasa.

Pese a ello, Aragón es la octava comunidad que más precio acumula, con un alza del 8,4% en los últimos cinco años. Así, los aragoneses en 2016 debían pagar por la venta de una vivienda de 80 metros cuadrados una media de 117.560 euros (de 1.470 euros/m2), unos 10.000 euros menos que en 2021, según el citado informe. En Zaragoza capital fue del doble (16%), pero los precios siguen estando muy por debajo de máximos (47%).

Huesca capital tiene un incremento acumulativo de la vivienda en venta que roza el 20%. En concreto, la vivienda en Huesca capital incrementa su valor un 18% desde 2016 y, es decir, por una vivienda de 80 metros cuadrados en régimen de venta se pagaba 107.991 euros hace 5 años (1.350 €/m2 en 2016), mientras que en 2021 se ha pagado 126.967 euros (1.587 €/m2 en 2021), según Fotocasa.

Vuelta al centro

"Los alrededores de Zaragoza, sobre todo, en obra nueva, siguen pujantes", señala Baena, pero "eso no quiere decir que no haya personas que han vuelto al centro y a las zonas más consolidadas", matiza. Este cambio se habría notado en este comienzo de año, donde a pesar de la última oleada de contagios que provocó la variante ómicron se ha visto que "es difícil un próximo confinamiento" o cierres perimetrales. Por ello, cree que "la obsesión se ha relajado,  pero sigue habiendo interés en general por comprar vivienda". Todavía quedan ahorradores y pese a que se anuncien subidas de intereses continúa habiendo financiación "a un tipo fijo razonable", considera.

Desde el portal inmobiliario pisos.com coinciden en que en 2022, la demanda de vivienda está volviendo a las zonas periféricas de las principales ciudades, como Madrid o Barcelona. Lo que queda en segundo plano sería el fenómeno del ‘éxodo urbano’, impulsado por el coronavirus y los primeros confinamientos, que llevó a algunos urbanitas a buscar la casa del pueblo. De hecho, desde el portal pisos.com aseguran que se ha abierto una nueva etapa.

Menos teletrabajo

"Ahora, con la vuelta a las oficinas, la gran ciudad vuelve a tomar fuerza hasta el punto de que podemos afirmar que la ‘España Vacía’ vuelve a vaciarse", ha asegurado estos días Ferran Font, director de Estudios y portavoz de dicho portal inmobiliario. La posibilidad del teletrabajo impulsó la huida para trabajar desde cualquier lugar. Considera que se mantiene "cierto interés" en comprar casas lejos de los principales núcleos urbanos, pero "más con pensamiento de una segunda residencia o una oportunidad de inversión".

Recuerda que el plan Estatal de Acceso a la Vivienda 2022-2025 aprobado el mes pasado incluye subvenciones de hasta 10.800 euros para menores de 35 años que compren una vivienda en municipios de menos de 10.000 habitantes. La vivienda no podrá superar los 120.000 euros, ni la subvención el 20% y los ingresos del comprador deberán ser iguales o inferiores 24.318 euros anuales (tres veces el Iprem).

Sin embargo, Bretón cree que se mantendrán algunos de los efectos de la crisis sanitaria en la vivienda. "La pandemia también ha provocado cambios en hábitos de trabajo y tecnología. Mucha gente sigue teletrabajando algunos días a la semana", pone como ejemplo, aunque el trabajo a distancia no tenga el peso que tuvo el primer año de confinamientos. "La pandemia y esta crisis sanitaria ha motivado que la gente se plantee los espacios más grandes", afirma como cambios que vienen "para quedarse". 

Este año Baena ve algo más de "incertidumbre" en el mercado, aunque "no grave", por las dudas sobre la evolución de la pandemia, la situación geopolítica en Ucrania, la subida del carburante. Sin embargo, destaca como elementos positivos que "el mercado está bastante sano" ya que "se hacen las viviendas que se van a vender", una lección aprendida de la crisis inmobiliaria de hace 15 años, "lo que hace que no haya 'stock' de nueva y la usada vaya saliendo". 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión