Economía
Suscríbete por 1€

entrevista

Miguel Marzo: "En la reforma laboral se ha quitado cierta flexibilidad a las empresas"

El nuevo presidente de CEOE Aragón, directivo de Pikolin, ha relevado a Ricardo Mur con afán de continuidad, pero también «para hacer algo más».

Miguel Marzo, presidente de CEOE Aragón, en la terraza de su despacho en la patronal.
Miguel Marzo, presidente de CEOE Aragón, en la terraza de su despacho en la patronal.
José Miguel Marco

En su primer discurso como presidente de CEOE Aragón parecía haber una hoja de ruta.

La había. Creo que es lo que necesitamos en las empresas. Esta organización tiene que hacer cosas y hay que ver cuáles son necesarias para conseguir nuestros objetivos. Nosotros tenemos que tener un plan estratégico y ese plan tiene que tener tareas en las que hay que seguir trabajando. Ese fue el objetivo del discurso, no fue otro.

Anunció un plan de choque para cubrir vacantes de empleo.

Sí. A nosotros nos preocupa eso porque yo creo que para la sociedad no es visible el problema que hay. Ese plan de choque tiene que ir encaminado a determinar exactamente cuáles son las vacantes y en qué sectores están, porque hablamos siempre de generalidades, de que no podemos cubrir ciertos puestos de trabajo, ciertos perfiles. Tenemos que ser mucho más concretos. Decir que nos faltan 5.000 fontaneros, 2.000 soldadores, etc., y eso es lo que tenemos que transmitir a la sociedad para que esta sea totalmente consciente de cuáles son las necesidades que hay. De esa forma la gente será capaz de decir que va a vincular sus competencias en ese perfil porque ahí va a tener una oportunidad de trabajo. Ese es el objetivo de este plan de choque.

¿Cómo quiere enfocar el plan?

Tenemos que trabajarlo. Es un tema complejo, estamos hablando de diferentes sectores, con diferentes necesidades y diferentes soluciones. Es distinto, por ejemplo, si se trata del sector tecnológico que del industrial. Hay sectores que la fuerza laboral los ha abandonado un poco. De la construcción hay trabajadores que se han ido y ahora cuesta volver. Tenemos que ser capaces de ver si hay una solución para que haya personas que quieran ir a trabajar a ese sector. En digitalización la situación es diferente y por ello las soluciones han de ser diferentes. Cuando hablo de un plan de choque hablo primero de analizar y luego ver qué soluciones tenemos.

¿Cuánto cree que ha afectado a este problema que tantos jóvenes estén en la universidad y en cambio en FP no sean tantos?

Hay un desequilibrio, evidentemente. La Formación Profesional tene que ser una de las soluciones a este problema. Muhos perfiles universitarios se están utilizando en trabajos para los que no se han formado, porque no han encontrado otra solución. En la industria, sector que conozco más, necesitamos muchos más FP que universitarios. En una empresa como la mía puede haber un 20% de licenciados y un 80% con formación que tiene que ver más con la FP. Vamos hacia formaciones más cortas y más dinámicas que habrá que actualizar más continuamente. Esa es mi opinión. La FP tiene hoy un potencial impresionante, siempre y cuando la adaptemos y seamos rápidos adaptando.

¿Cuánto puede afectar en esto la nueva reforma laboral?

Yo creo que se ha olvidado. Este es más un tema de sentarnos todos, las organizaciones empresariales, el Gobierno y entidades educativas y ver cómo abordar este problema.

Tras asumir la presidencia de CEOEAragón dijo que esta reforma laboral no es la suya.

No es la mía, pero estoy de acuerdo en que había que firmarla porque a veces hay que tomar decisiones responsables. La mayor responsabilidad que tenía que tener la CEOE era aprobarla.

Los sindicatos dicen que tampoco es la suya y que van a seguir reivindicando cambios. ¿Los empresarios también?

Yo lo que reivindico fundamentalmente es flexibilidad interna en las empresas. Hoy día a la velocidad en que ocurren las cosas las empresas tenemos que tener las herramientas necesarias para tomar decisiones de forma rápida y segura. Y yo creo que en la reforma se ha quitado cierta flexibilidad a las empresas.

¿Reclamará esa flexibilidad?

Yo voy a seguir pidiendo esa flexibilidad siempre. Pero es que además estas reformas son generales y afectan a todos los sectores, cuando las necesidades de cada uno son diferentes. Por ejemplo, esta reforma al campo no le hace nada bien. El sector agrícola va a tener muchos problemas, porque nos hemos cargado el contrato de obra y esta era una herramienta que bien utilizada podía ser una solución para ciertos sectores. Para otros no es necesaria.

¿No cree que la reforma ayudará a reducir la temporalidad?

Seguro que ayuda a frenar la temporalidad, pero recuerde que el principal agente de la temporalidad es el sector público. Si no podemos hacer contratos eventuales la temporalidad se irá solucionando, pero había otras formas de solucionar este problema.

¿Por ejemplo?

Una buena utilización de los contratos temporales con la legislación anterior hubiese reducido la temporalidad, y creo que de cara al futuro podría haber fórmulas que den flexibilidad y a la vez ayuden a eliminarla. Las empresas tenemos muchos problemas para solucionar cambios de demanda que se producen de un momento a otro. Si no tenemos una herramienta ágil que nos permita solucionar estos problemas va a ser muy difícil gestionar los cambios de demanda. En un foro dije hace poco que a mi no me importaría que todos los contratos fueran fijos siempre y cuando las empresas tuvieran la flexibilidad para desprenderse de esos contratos sin un coste elevado de forma rápida. Contratos fijos con diferentes indemnizaciones en función del tiempo que lleven.

¿Habla de abaratar el despido?

Para mi no es abaratar el despido, es dar flexibilidad y frescura a un problema y una solución a un problema que tenemos los empresarios. Abaratar el despido sería que si una persona lleva 25 años en vez de 33 días tuviésemos que pagarle 20.

Viene de Pikolin. ¿Es Pikolin la que dirige ahora CEOEAragón?

No. Yo llevo 36 años trabajando en el grupo Pikolin pero la CEOE la dirige Miguel Marzo como presidente, no la dirige nadie de Pikolin.

Tiene el apoyo de la empresa.

Todo el apoyo, si no no hubiese optado a este puesto. Evidentemente a mi me supone un tiempo que tengo que quitarle a mi empresa y sin el visto bueno de mi presidente y de mi director general Miguel Marzo no hubiese optado nunca a presidir CEOE.

¿Cuánto habrá de continuidad respecto al presidente anterior?

Mucho. Mucho porque las cosas que están bien no hay que arreglarlas, hay que arreglar las que están mal. En CEOE Aragón vamos a seguir dando visibilidad a la empresa en la sociedad, intentando generar las condiciones que fomenten la competitividad de las empresas día a día.

Dijo que lo único que hecho mal Ricardo Mur es ponérselo difícil para superarlo, pero también que es competitivo. Querrá entonces hacer más.

Es que estamos para hacer algo más. Evidentemente el resultado será el que sea pero la intención es seguir esa línea e ir superando los retos que vayan surgiendo en el día a día. Si digo ahora lo que va a ser la CEOE en los próximos cuatro años estaría diciendo palabras vacías. En el fondo de mi discurso tenía dos claves, la adaptación y la velocidad. Hoy las cosas se producen a un ritmo vertiginoso, con una velocidad aplastante, y vamos a tener que ir adaptándonos a cada momento y circunstancia.

Le tocará gestionar el cambio de sede de la patronal.

Sí, hay un protocolo firmado. Creo que es una buena decisión. El Gobierno de Aragón nos dijo que necesitaba urgentemente este edificio para el campus digital A.0. Nosotros valoramos la situación y creo que puede ser un acuerdo bueno para ambas partes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión