Economía
Suscríbete por 1€

Bodegas Aragonesas cierra un 2021 "perfecto" con una vendimia de 16,5 millones de kilos

Es una cosecha media de gran calidad, que se suma a un año de éxitos con nueva bodega e innovadores productos.

Los enólogos Fernando Ballesteros, Javier Baselga y Javier Vela, en un viñedo centenario de la bodega.
Los enólogos Fernando Ballesteros, Javier Baselga y Javier Vela, en un viñedo centenario de la bodega.
C. M.

Queda mes y medio para que termine 2021, pero en Bodegas Aragonesas, ya con la vendimia finalizada, tienen claro que este será un año para recordar. Y será para bien. De hecho, los responsables de esta bodega, integrada en la Denominación de Origen Campo de Borja, ya lo han calificado como un año "perfecto". El broche lo ha puesto una vendimia -ya finalizada- en la que han recogido 16,5 millones de kilos de uva. "Ha sido una vendimia de volumen medio debido a la escasez de precipitaciones, pero la uva es de muy buena calidad", señala el gerente de Bodegas Aragonesas, Enrique Chueca, que destaca que las cualidades de sus viñedos han permitido que las plantas pudieran salir adelante pese a la sequía.

Con esta producción, añade, se podrán elaborar 7,5 millones de botellas, para responder a un mercado que, tras las restricciones sanitarias, ya ha comenzado a dar muestras sólidas de recuperación.

No es este el único hito que contribuye a la perfección de este año para Bodegas Aragonesas. Tras el complicado 2020 marcado por la pandemia, la bodega de Fuendejalón comenzaba el nuevo año con la ilusión de sacar adelante uno de los grandes proyectos que llevaba tiempo proyectando y que había comenzado a hacer realidad en marzo de 2019, pero que no pudo concluir (crisis sanitaria por medio) hasta el pasado mes de marzo. Se trata de sus nuevas instalaciones, bautizadas como espacio Terroir Garnacha, un edificio vanguardista, con el que se ha ampliado en un 80% la zona de crianza, que ya se encuentra a pleno rendimiento.

"Ha sido una vendimia de volumen medio debido a la escasez de precipitaciones, pero la uva es de muy buena calidad"

Ha sido también este año cuando Bodegas Aragonesas ha lanzado su nueva garnacha Nabulé, un vino rompedor por sus cualidades organolépticas que, además, supone la materialización de su decidida apuesta por la innovación en el que ha jugado papel esencial el uso de las nuevas tecnologías. "Este nuevo vino ha superado todas las expectativas", apunta Chueca, que añade a todos estos éxitos la "ilusión" de haber sido elegida como la mejor bodega del año en la décima edición de los premios nacionales de El Suplemento o también que su Solo Centifolia 2020 haya sido reconocido como el mejor rosado de Aragón en la primera edición de la Selección de Vinos Rosados del Concurso Mundial de Bruselas.

Y no menos satisfactoria ha sido la posibilidad de contribuir a la investigación sanitaria con los 10.000 euros recaudados con su vino solidario Resistiré, lanzado durante el confinamiento. Una cuantía donada al Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón. A este año se suma también la creación de un departamento exclusivo para enoturismo y la renovación y modernización de su tienda ‘online’.

"La verdad es que ha sido un año perfecto, y eso que todavía no ha terminado. Sabíamos que iba a ser duro, pero hemos podido ir cumpliendo, poco a poco, con todo lo que nos propusimos en un principio, así que no podemos estar más orgullosos de todo el trabajo que se ha hecho durante este 2021", puntualiza Chueca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión