Economía
Suscríbete por 1€

escasez materias primas

Las bodegas aragonesas sufren retrasos en las entregas de botellas por la "tensión" del mercado de vidrio

Reconocen que la situación es "delicada", pero temen que la alarma creada termine provocando el desabastecimiento.

Línea de embotellado de una bodega de la Denominación de Origen Cariñena.
Línea de embotellado de una bodega de la Denominación de Origen Cariñena.
Oliver Duch

La crisis de suministros que recorre los distintos sectores productivos en España también comienza a llamar a las puertas del sector vitivinícola, desde el que ya se ha escuchado la preocupación de algunos productores por las dificultades para disponer de las botellas necesarias para comercializar sus vinos.

En las bodegas aragonesas afirman que hay "tensión" en el mercado, especialmente en el vidrio y el cartón, y aunque califican la situación de "delicada", insisten en que "hasta ahora" el escenario no es "dramático".

De hecho, no tienen en este momento una falta de material que les impida realizar con cierta normalidad el embotellado de sus vinos. Reconocen que alguna botella especial está tardando en llegar a sus empresas más de lo habitual y que están sufriendo ciertos retrasos en las entregas de sus pedidos, pero insisten en que no han sufrido ninguna rotura de stock y, por lo tanto, pueden responder a sus pedidos.

Consideran, sin embargo, que debería rebajarse la alarma que se está generando por la posible escasez de materias primas, porque se está despertando tal nerviosismo ante un hipotético desabastecimiento, que es precisamente esa inquietud la que está llevando al acaparamiento y contribuyendo así a dicha escasez.

"Si decimos constantemente que no hay es cuando va a comenzar a no haber", señala Enrique Chueca, director general de Bodegas Aragonesas, que añade que "cuando atisbas ciertos problemas en la compra de botellas, y lo llevamos viendo desde hace unos meses, tiendes a forzar el pedido e incrementar el volumen para evitar quedarte sin vidrio en caso de que haya escasez". Señala, sin embargo, que los vidrieros, conscientes de esta circunstancia, están recortando los pedidos cuando, de repente, son mucho mayores que los que una bodega realiza de manera habitual.

El directivo de la mayor bodega de la Denominación de Origen Campo de Borja asegura no entender los motivos por los que se está produciendo esta situación. "Parece que tiene un carácter especulativo, porque es cierto que con la crisis del coronavirus cerraron un par de hornos y que hay una dinamización de la demanda, pero el consumo de vino está todavía muy por debajo del de 2019", añade.

"A día de hoy no tenemos problema", señala José Antonio Briz, director general de Grandes Vinos, la mayor bodega de la denominación más grande de Aragón (Cariñena) y propietaria de Idrias (Bodegas Sierra de Guara), integrada en la D. O. Somontano.

Briz prefiere dejar de lado el alarmismo, porque aunque es cierto que ha habido alguna dificultad para conseguir "algunas botellas de cristal blanco o de algún modelo especial cuya producción se realiza fuera de España, en su opinión esta circunstancia responde más a decisiones de fabricación de la propias multinacionales que a una escasez de materias primas.

Subida de precio

Los productores vitícolas confían que la campaña de Navidad se desarrolle sin muchas más dificultades, pero de lo que están seguros es de que tendrán que pagar más por los materiales con los que sacan sus vinos al mercado. La botella, el cartón, la madera, el corcho, la cápsula, "todo está más caro", asegura Briz. Y anticipa que a las bodegas no les va a queda más remedio que trasladar este aumento del coste al consumidor. "A pérdidas no podemos vender", señala, y cifra en alrededor de un 10% el encarecimiento que podrían sufrir este producto.

Coincide en este argumento el director general de Bodegas Aragonesas, que asegura que ya han tenido que asumir el encarecimiento de la madera que ha duplicado su precio en el último mes y medio. "Deberíamos subir los precios. ¿Cuánto? Eso no lo sabemos", señala Chueca, que advierte, eso sí, que no será un incremento "dramático", porque el sector está muy atomizado y los operadores (apenas tres firmas concentran el 60% del mercado) "siempre encuentran a alguien que quiere vender más barato".

Los fabricantes achacan la escasez a "un pico de demanda"

Aseguran los fabricantes de vidrio que si en algún momento se ha producido una cierta escasez de botellas no ha sido por la falta de materias primas o paradas en la producción. El motivo, explican desde Anfavi, la sociedad que aglutina a las cinco multinacionales que operan en España –suponen el 98% de la producción total– es "un pico de demanda", que aunque la organización califica de "transitorio", reconoce que se extenderá a lo largo de lo que queda de 2021.

Varios son los motivos que apunta esta organización para justificar la situación. Señala la creciente utilización del vidrio por motivo medioambientales, la vuelta a la actividad del canal horeca e incluso también el acaparamiento de envases de vidrio que se ha producido ante la alarma generada por el incremento de la materias primas, del transporte y de la energía.

Advierten los fabricantes que lo que les preocupa es la incesante subida de la luz –esta industria es intensiva en uso de energía– porque reconocen que estos precios serán los responsable del sobrecoste que va a experimentar el vidrio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión