Economía
Suscríbete

automoción

Opel parará de nuevo la producción desde el lunes por falta de semiconductores

La planta de Stellantis en Figueruelas vuelve a tener problemas de suministros de chips tres días después de reanudar la fabricación.

Cadena de montaje de la fábrica de Opel España, del grupo Stellantis, en Figueruelas.
Cadena de montaje de la fábrica de Opel España, del grupo Stellantis, en Figueruelas.
Guillermo Mestre

Muy poco han durado las buenas expectativas de la planta de Opel España en Figueruelas, del grupo Stellantis, al menos a corto plazo. Tres días después de reanudar la producción tras el descanso estival, la compañía se ha visto obligada a anunciar nuevos paros para la próxima semana como consecuencia de la falta de chips semiconductores procedentes de Asia. La empresa ha anunciado este jueves que el ensamblaje de automóviles se suspenderá desde el turno que entra la noche del domingo y hasta el miércoles próximo, día 25, por lo menos. "No más tarde de las 14 horas del miércoles 25 de agosto se comunicará la reanudación o no de la actividad productiva el jueves 26 de agosto a las 06:00 horas", ha precisado.

La falta de semiconductores que se fabrican en países asiáticos ha lastrado los planes de producción de las fábricas de automóviles europeas desde hace meses. La factoría aragonesa de Stellantis ha dejado de producir unas 60.000 unidades por esta razón.

Fuentes de la compañía han señalado que la reanudación del ensamblaje de los tres modelos que salen de las cadenas de montaje de la factoría zaragozana, el Corsa, el Crossland y el Citroën C3 Aircross, se ha materializado esta semana sin problemas. Las dos líneas de la planta están activas ya en los turnos de mañana y de tarde, mientras que en el de la noche solo está en marcha la línea 2, por la que discurre el Corsa. "Lamentamos los inconvenientes ocasionados por esta situación global de falta de suministro de componentes electrónicos", han indicado fuentes de la planta al dar cuenta del nuevo contratiempo.

 El nuevo parón de la fábrica aragonesa por problemas de suministros afectará también a las empresas de la industria auxiliar que trabajaban para ella. Estas compañías emplean a entre 12.000 y 15.000 trabajadores en Aragón y son proveedoras en su mayoría de la planta de Opel en Figueruelas, pero muchas también lo son de las factorías de Seat en Martorell, de Volkswagen en Navarra, de Ford en Valencia y de Mercedes en Vitoria. Todas se están viendo afectadas por la carencia de chips semiconductores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión