Economía
Suscríbete

economía

Cuánto me tiene que tocar en el Gordo de la lotería de Navidad para vivir sin trabajar

Los expertos advierten de que ahora resulta más difícil estirar el dinero porque los plazos fijos ya no dan intereses, los pisos no se revalorizan como antes y la pandemia de covid ha añadido incertidumbre a las bolsas.

Administración de Lotería.

¿Cuánto dinero se necesita para poder vivir sin trabajar? ¿Se puede conseguir solo con un premio del sorteo de Navidad de la Lotería Nacional? Estos días muchas personas sueñan con que el número del Gordo que salga del bombo el martes 22 de diciembre sea el del décimo o la participación que guardan en casa y alivie sus problemas económicos, que para algunos son muchos en una situación de crisis sanitaria y económica como la actual provocada por la pandemia de covid

El sorteo más popular del año reparte 2.408 millones de euros. Cada décimo de 20 euros está premiado con 328.000 euros, descontado el 20% que se lleva Hacienda. Los expertos advierten de que un premio, incluso elevado, no garantiza el fin de las preocupaciones.

En algunas ocasiones, "esa buena noticia puede durar poco si no administramos bien el dinero del premio", aseguran desde la firma de asesoramiento financiero Abante. De hecho, un estudio de la asociación European Financial Planning Association (EFPA) señala que el 70% de los premiados con la Lotería de Navidad tiene mucho menos dinero cinco años después de haber ganado. Desde Abante Asesores explican entre las razones que "la felicidad que nos produce ser uno de los premiados nos lleva a tomar decisiones precipitadas y a caer en errores típicos".

Todo listo para una Lotería de Navidad con protocolo covid

Cuánto dinero se necesita para vivir

A la hora de calcular cuánto dinero se necesita para prescindir de un sueldo, la situación personal es decisiva. "Depende de lo que se gaste. No es lo mismo tener cuatro hijos en edad escolar que estar jubilado", pone como ejemplos Juan Royo, economista.

"Hay que pensar que el dinero nos tiene que durar muchos años, por lo que, especialmente si vamos a dejar de trabajar, hay que calcular qué nivel de vida quiero llevar y si el dinero que he ganado me lo permite", añade Victoria Torre, responsable de Oferta Digital de Singular Bank, banco especializado en asesoramiento financiero con delegación en Zaragoza. ¿Tenemos la casa pagada? ¿Cuál es nuestro nivel de gastos? ¿Cuáles son nuestras circunstancias familiares (hijos a cargo…)? ¿Con qué nivel de vida nos conformamos? ¿Qué edad tenemos y, por tanto, con cuántos años voy a tener que vivir de ese dinero? ¿Cuento con rentas adicionales (alquileres…)? Estas serían algunas de las preguntas que apunta debe hacerse el ganador.

El contexto financiero actual con los tipos de interés en mínimos, antes ya de la pandemia, no ayuda a sacar partido al premio. Royo confiesa que es "difícil" estimar cuánto se puede estirar el dinero porque "antes podías calcular con productos de ahorro que fueran seguros, pero ahora en los plazos fijos no hay rentabilidad porque el euríbor está a cero". El lado positivo es que la inflación también sigue baja, por lo que no se encarece tanto la vida.  La pandemia de covid ha añadido incertidumbre a la economía, alargado la etapa de tipos bajos y añadido inestabilidad a la bolsas. "Seguro no hay nada", confiesa. 

La posibilidad de invertir en la compra de vivienda a la espera de su revalorización no pasa por su mejor momento debido a la actual pandemia. La situación actual no tiene nada que ver con el 'boom' inmobiliario de hace una década, en el que en cada compraventa de pisos había una plusvalía segura. Los precios se empiezan a resentir del desplome de operaciones por la pandemia y han bajado un 2,9% en el tercer trimestre de 2020 en Aragón, comparados con un año antes, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Royo considera que la fórmula que más se puede acercar a la realidad, para un ahorrador que no quiera arriesgar en inversiones, será dividir el importe del premio "por los años que piense que va a vivir".

Torre propone partir del "nivel salarial que considero óptimo para vivir adecuadamente" y ver si "multiplicado por el número de años que estimo vivir, entra dentro del premio percibido". Habrá que contar con que el importe del premio deberá estar adecuadamente invertido para generar rentabilidades adicionales. 

Planificar para vivir de las rentas hasta los 95 años

Desde Abante señalan que los españoles son "muy conservadores con su dinero", aunque esta tendencia estaría cambiando. "La mayoría suele optar por dejar su dinero inmóvil (bajo el colchón) o en depósitos que, a día de hoy, apenas dan rentabilidad", reconocen. Si no se invierte el dinero, no hay riesgo de perder parte en una mala inversión, pero los 328.000 euros de un décimo pueden convertirse en 220.735 descontando el efecto del IPC pasados 20 años, si se cuenta una media anual de inflación del 2%, calculan. De momento, los precios siguen cayendo con un descenso del 0,8% en noviembre.

Loading...

Desde Abante consideran que se puede empezar a hablar de "vivir sin trabajar" a partir de dos décimos premiados con el número agraciado con el Gordo. Se trataría de planificar una inversión con 656.000 euros (328.000 por décimo). En el gráfico superior, el equipo de Financial Life Planning de Abante ha calculado cuánto dinero puede obtener el premiado al año en intereses en función de su edad y siempre que tome la decisión de invertir todo el dinero para estirarlo en el tiempo. "Todo depende, claro, de la cantidad que se necesite mensualmente y de dónde inviertas", apuntan.

Como se ve en el gráfico anterior, una persona a la que le toque la lotería con 40 años y que invierta todo el premio con una cartera que le permita obtener un 3% de rentabilidad (inflación + 1%) durante 55 años, es decir, hasta los 95 años, podría obtener una renta anual de 15.130 euros, y de 19.030 si asume más riesgo e invierte en productos que le permitan llegar al 4% (inflación + 2%), ponen como ejemplo. Si se empieza a invertir el premio con 50 años la renta anual sería de 17.613 euros en el escenario más conservador y 21.300 en el de más riesgo. Un premiado de 60 años que invierta y consiga superar la inflación podría llegar a los 25.000 euros al año. En todos los casos, habría que asumir riesgo para conseguir esas rentabilidades, que hoy en día, con los tipos al 0% se pueden considerar elevadas.

Los cálculos se toman teniendo en cuenta una esperanza de vida de 95 años, ya que esta se ha duplicado en el último siglo en España. "Es algo muy importante a tener en cuenta porque a veces la gente hace cálculos hasta los 80 y algo y luego, al final, viven más años, a los que llegan sin dinero", advierten.

En cada edad se dibujan dos escenarios, de mayor o menor riesgo. Se parte de que la rentabilidad de la cartera de inversión ascienda a la inflación + 1%, (es decir +3%) e inflación + 2% (es decir, +4%). Se ha tenido en cuenta el 2% de objetivo de inflación que persigue el Banco Central Europeo (BCE).

Cuanto más joven sea la persona, más provecho puede ir sacando de su inversión. "Al empezar a invertir más pronto, la cifra total que se obtiene del premio es mayor, aunque la cuantía anual es menor porque se reparte durante más tiempo", señalan.

"Errores típicos"

Los expertos piden evitar "errores típicos" que se repiten año tras año a la hora de tomar decisiones con el premio. Desde Singular Bank añaden que "en ocasiones, la euforia nos lleva a empezar haciendo gastos innecesarios, a repartir dinero entre familiares…y, cuando nos hemos dado cuenta, hemos gastado más de lo que pensábamos". Por ello, entre lo que no se debe hacer, apuntan lo siguiente:

-Gastar sin planificar. Los expertos coinciden en aconsejar contar con una planificación financiera y "tomarse un tiempo de seis meses antes de comenzar a gastar o a invertir el dinero". Abante apunta que el objetivo es que la persona que ha ganado la lotería "se acostumbre a vivir con una cantidad elevada de dinero y que en esos meses pueda reflexionar sobre qué es lo que realmente quiere conseguir con ese dinero extra que le ha llegado a la cuenta" señalan. Siempre teniendo en cuenta que hay tres meses para cobrar el décimo premiado.

-Gastos desorbitados. Desde Singular Bank advierten de que no hay que ceder a la "tentación de incurrir en gastos desorbitados que se coman todo el importe del premio, ya que muchos casos después hay una serie de costes de mantenimiento". Ponen como ejemplo que en ocasiones, los premiados se compran una casa mucho más grande y un coche caro, gastando el importe del premio, y "luego se dan cuenta de que sus gastos se han multiplicado: unos costes de mantenimiento de la casa muy grandes, un IBI más caro, un seguro de casa más costoso….". Y lo mismo con el coche.

-Quitarse la hipoteca. Por muchas ganas que se tengande vivir sin la deuda mensual de la vivienda, los asesores financieros aconsejan que "lo primero que habría que ver es si la rentabilidad que da el dinero invertido es mayor que el coste de financiación porque, en ese caso, no interesaría  amortizar la hipoteca". Además, si el piso se compró antes de 2013 se estará beneficiando de deducción en el Impuesto sobre la Renta, "que puede que no interese perder", señalan desde Abante. En ello coincide Singular Bank, ya que al quitarse la hipoteca, "la diferencia puede ser tener que pagar a Hacienda todos los años en vez de que la declaración nos salga a devolver, por lo que podría no llegar a compensarnos".  

-Dar dinero a un familiar. Desde Abante explican que la donación puede tener que declararse en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. "Si se quiere donar parte del premio a un familiar hay que tener presente que, si no se puede demostrar que el boleto es compartido, hay que tributar".

-Negocios que no conocemos. Antes de optar por amortizar la hipoteca o hacer donaciones sin ver la repercusión fiscal, desde Abante plantean estudiar otras opciones como dedicar el parte del dinero a emprender en un nuevo negocio o buscar una segunda carrera profesional y formarse de nuevo. A esto añade Singular Bank la advertencia de "no invertir en un negocio que no conocemos".  

-Parte para imprevistos. A pesar de las ganas de gastar el dinero o si se elige invertirlo, aconsejan "dejar una parte en liquidez para hacer frente a imprevistos".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión