Despliega el menú
Economía

coronavirus

Estado de alarma por la pandemia: ¿Puede obligarme el Gobierno a recoger cosechas si estoy en paro?

El Gobierno aprobó este martes un real decreto con medidas para flexibilizar la incorporación de inmigrantes y desempleados a las tareas de recogida de la fruta. 

Un decreto para flexibilizar las normas en el estado de alarma "una respuesta excepcional a un momento excepcional". Los productores agrarios necesitan mano de obra para recoger las cosechas y el Gobierno ha aprobado un decreto para que puedan hacerlo "los parados, parados sin prestación, pero también aquellos que estén cobrando la prestación por desempleo o el subsidio agrario, no aquellos que estén incluidos en un ERTE".

El Gobierno aprobó este martes un real decreto con medidas para flexibilizar la incorporación de inmigrantes y desempleados a las tareas de recogida de fruta de hueso, una recolecta que comenzará en unas semanas y que debido al cierre de fronteras por el estado de alarma no cuenta este año en España con la suficiente mano de obra. Para salvar las cosechas, se estiman que hacen falta entre 75.000 y 80.000 personas trabajando en el campo. 

El nuevo paquete de medidas anunciadas este martes por el Gobierno se dirige a aquellos desempleados que están cobrando una prestación, y que contarían a partir de ahora, mientras dure el estado de alarma, con una fuente de ingresos complementaria por el desempeño de estas tareas. También se podrán beneficiar de esta medida los trabajadores extranjeros residentes en España cuyo permiso de residencia acabe el 30 de junio, así como los jóvenes extranjeros de 18 a 21 años, a los que se les concederá la prórroga de su permiso si contribuyen con su labor a salvar las cosechas.

En principio, según indicaron desde el Ministerio de Agricultura, la adhesión a esta medida es completamente "voluntaria". El objetivo es paliar la escasez de mano de obra y que las personas que están en paro puedan compatibilizar su prestación con la opción de trabajar en el campo mientras dure el estado de alarma. Así pues, el propio Real Decreto establece que las personas que cumplan los requisitos y quieran participar en estas labores lo harán "de manera absolutamente voluntaria".

Del mismo modo, los trabajadores afectados por un ERTE que esté vinculado al cierre de actividad provocado por la pandemia no pueden acogerse a estas medidas, pues, según el Gobierno, "ya gozan de una financiación y de una cobertura propia".

Sin romper las restricciones de movilidad que implica el estado de alarma, el real decreto contempla medidas "de proximidad" para que los trabajadores contratados con este fin realicen las tareas en el término municipal en el que se residen o en los colindantes, evitando así desplazamientos. Del mismo modo, la normativa establece como requisito para contratar a estas personas la necesidad de asegurarles en todo momento material y equipos de protección para evitar el contagio del coronavirus

Por su parte, las empresas y empleadores comunicarán a los servicios públicos de cada Comunidad las ofertas de empleo que vayan surgiendo a nivel autonómico para gestionarlas con las personas que se acojan a esta medida. 

Etiquetas
Comentarios