Despliega el menú
Economía

 covid-19

Daniel Labeaga: "Disponer de datos fiables en tiempo real es, más que nunca, esencial"

Socio director de la empresa Septer, está seguro de que el Internet de las Cosas aporta en crisis como ésta "mucho más de lo que podemos imaginar".

[[[HA REDACCION]]] thumbnail_foto_teletrabajo.jpg
Daniel Labeaga, socio director de la empresa aragonesa Septer.
Heraldo

¿Cómo se dirige una empresa desde casa, obligado por la crisis del coronavirus?

Mediante el ejemplo y la disciplina, incorporando las medidas necesarias rápidamente y siendo los primeros en cumplirlas. En empresas como Septer, donde podemos continuar con nuestras actividades cumpliendo las actuales normas de confinamiento, tenemos la obligación de empujar todo lo que podamos. Si te dejas llevar, parece que el mundo te anima a parar, pero por lo menos en Septer creemos que debemos hacer todo lo contrario. Disponemos de, prácticamente, todos los recursos necesarios para trabajar desde casa, así que todavía con mayor determinación, si cabe.

¿Cuánto ha tenido que modificar la forma de trabajar en la compañía para seguir trabajando en estas circunstancias?

Habitualmente compaginamos el trabajo en nuestra oficina con el trabajo en casa, y en las sedes de nuestros clientes y ‘partners’, incluso en otros lugares. Somos un equipo reducido de personas muy acostumbrado a la movilidad, y en general nuestra tipología de proyectos nos permite trabajar sin necesidad de estar en el mismo lugar. Nunca podrá sustituir totalmente a las reuniones presenciales, pero nos permite seguir desarrollando proyectos y negocio.

¿Cuánto afectará al negocio de Septer este parón?

De momento no nos está afectando demasiado. Nuestro negocio se basa en ofrecer proyectos y servicios utilizando la tecnología, como el Internet de las Cosas o ‘blockchain’, para mejorar la eficiencia de nuestros clientes y ayudarles en su transformación digital. Si las empresas industriales o logísticas reaccionan a esta crisis parando sus iniciativas de mejora e innovación, puede ser que sobrevivan a este momento complicado, pero no lo conseguirán la próxima vez.

¿Cuánto aporta el Internet de las Cosas a la hora de hacer frente a una contingencia como esta?

Mucho más de lo que podemos imaginar. El Internet de las Cosas existe, con otros nombres, desde hace muchos años y está ya muy presente en nuestras vidas, aunque no nos demos cuenta. En alguno de nuestros ámbitos de trabajo, la monitorización y la conectividad pueden marcar importantes diferencias a la hora de que sectores productivos estratégicos imprescindibles y servicios ciudadanos básicos funcionen de manera eficiente y a pleno rendimiento. Estoy pensando en industria, desde la agroalimentaria a la farmacéutica, en la logística y en las ciudades inteligentes (‘smart cities’), especialmente. Disponer de datos fiables en tiempo real de procesos e infraestructuras, e incluso poder intervenir sobre ellos en remoto es, más que nunca, esencial.

¿Cree que estaba el país preparado tecnológicamente para un reto como el actual?

Es fácil responder que, en general, no, salvo que entendamos que estarlo es ser capaces de hacer videoconferencias por Skype. En España, y en el resto de Europa también, somos usuarios de la tecnología que se desarrolla y fabrica en otros lugares del mundo. Es un problema de base. Las carreras tecnológicas son hoy menos demandadas. Las empresas del clúster Tecnara hemos lanzado iniciativas para revertir esto.

Etiquetas
Comentarios