Despliega el menú
Economía

agricultura

Los fruticultores aragoneses amenazan con nuevas movilizaciones ante la "desidia" de la Administración

Representantes de UAGA han participado hoy en la protesta convocada por COAG en Barcelona, en la que se han bloqueado los accesos a Lidl en Barcelona. Esta concentración se ha completado con una acción similar ante las instalaciones de la cadena de distribución en Málaga.

Representantes de UAGA participan en la concentración convocada por COAG ante la plataforma logística de Lidl en Barcelona.
Representantes de UAGA participan en la concentración convocada por COAG ante la plataforma logística de Lidl en Barcelona.
UAGA

Los representantes del sector de frutas de hortalizas de UAGA no descartan volver a las calles para denunciar la «desidia» de las administraciones que, "desde la manifestación realizada en Calatayud no han dado respuesta alguna a la crisis de precios que sufre el sector". Por eso «en los próximos días» tienen previsto convocar una reunión para analizar la convocatoria de nuevas movilizaciones en las zonas productoras aragonesas o incluso en Zaragoza. Unas protestas que realizarán «no tardando mucho».

Lo ha avanzado hoy Óscar Moret, corresponsable junto con Alberto Ortego, del área de Frutas de UAGA, tras participar con productores aragoneses, catalanes y riojanos en la concentración convocada por COAG en Barcelona con la que bloquearon los accesos de la plataforma logística de Lidl en la capital catalana. Una movilización que los hortofruticultores andaluces y murcianos han realizado simultáneamente frente a una instalación similar en Málaga y con las que la organización agraria ha denunciado "unas abusivas prácticas comerciales de las cadenas de distribución europeas" que están poniendo en peligro, ha advertido, la rentabilidad de 250.000 explotaciones de toda España. En Aragón el sector frutícola genera 15.000 puestos de trabajo y factura unos 350 millones de euros.

«Las cadenas de distribución son las mayores culpables de nuestra ruinosa situación», ha insistido Moret, que ha asegurado que la presión que estas ejercen sobre los precios en origen «no es porque haya mucha producción, sino porque hay mucha especulación».

El representante de UAGA ha denunciado que desde el 19 de octubre en el que más de 2.000 personas y 150 tractores se movilizaron en unidad de acción sindical en Calatayud, nadie ha movido ficha. «Volvemos a lo mismo», insistió para detallar que las últimas liquidaciones de melocotón rojo han llegado a 20 e incluso 17 céntimos el kilo, cuando los costes de producción rondan los 30 céntimos. "Y seguimos con diferenciales de precio entre el campo y el lineal del supermercado del 600%", ha recordado Moret.

Con sus movilizaciones en Barcelona y Málaga –y con las que prevé convocar  UAGA en Aragón «próximamente»–, la organización agraria exige que se actúe contra la especulación, que haya un control férreo de las importaciones de terceros países y que se desarrolle un "sistema de gestión de crisis grave, ágil, universal y accesible, con financiación 100% pública".

Etiquetas
Comentarios