Despliega el menú
Economía

vivienda

Hoteles y oficinas reconvertidas en pisos de lujo para darles una segunda vida

El Hotel Meliá, la antigua sede de ERZ y de la caja de ahorros CAI, todas en pleno centro de Zaragoza, afrontan una nueva etapa en busca de inversores y compradores de rentas altas.

Antigua sede de la caja de ahorros aragonesa CAI en el paseo de la Independencia.
Antigua sede de la caja de ahorros aragonesa CAI en el paseo de la Independencia.
Oliver Duch

El centro de Zaragoza no tiene apenas suelo para edificar, pero en los últimos años han surgido proyectos en edificios emblemáticos que bien por quedar vacíos o por buscar una mayor rentabilidad, han optado por dedicar todo o parte de su espacio a viviendas. Entre ellos se encuentra la actual reforma del Hotel Meliá, en el que se destinan varias plantas a viviendas y que es el más avanzado; la antigua sede de Eléctricas Reunidas de Zaragoza (ERZ) Endesa en la calle San Miguel, que ya está en fase de comercialización  y el edificio de CAI en el paseo de la Independencia, todavía en proyecto. Tienen en común que se ubican en las zonas más caras de la capital aragonesa, con precios del suelo alrededor de los 4.5000 euros el metro cuadrado, más del doble del precio medio de la ciudad de Zaragoza, que ronda los 1.500 euros. Suman unas 130 viviendas que salen al mercado por precios que van de los 300.000 a los más de 600.000 euros. Se trata de pisos de lujo cuya demanda se dirige a compradores de rentas medias-altas y altas o inversores. Además, en estos proyectos no se ha optado por el derribo completo del edificio, sino que está previsto conservar algún elemento o la estructura original. 

"Hacía muchos años, desde antes crisis, que no había promociones en el centro", ha reconocido Fernando Baena, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón. Entre las razones ha apuntado como destacada la falta de suelo. En algunos de estos proyectos una parte importante de la rentabilidad está ligada a que los propietarios encuentren una cadena comercial que se instale en las plantas que destinan a comercio. "Mientras no haya un operador para las plantas de abajo veo difícil que se haga como promociones", ha considerado. Sería el caso del antiguo edificio de CAI, ahora propiedad de Ibercaja tras su integración, que busca candidato para sus plantas inferiores, en una zona con alta demanda como el paseo de la Independencia. También están en negociaciones con enseñas para el cercano antiguo edificio de ERZ, en una de las bocacalles del citado paseo, que tiene ya fecha de inicio de obras en noviembre.

Demanda en el centro

Baena cree que hay demanda para estas viviendas, sobre todo, porque no son muchas. Y ha recordado que otras promociones en el centro como la de Plaza 14 junto a la delegación del Gobierno en la plaza del Pilar se vendieron todas. Pese a lo elevado de los precios, ha apuntado que no tienen "nada que ver con las locuras que oímos de Madrid con precios a 12.000 euros el metro cuadrado", ha afirmado.

En general en el mercado inmobiliario, "la recuperación de precios no ha llegado como en otras ciudades. Seguimos estando un 30% o 35% por debajo del techo alcanzado antes crisis", ha destacado. A ello une que la financiación está "históricamente baja con tipos fijos de euríbor más  2% o menos" Por lo que considera que "los condicionantes son razonablemente positivos para que siga habiendo compradores". E inversores. Sin olvidar que hay factores que pueden frenar algunas decisiones de compra como las nuevas elecciones, la inestabilidad en Cataluña, el 'brexit', etc.

Obras de rehabilitación de la Harinera de Calatayud.
1

Hotel con vecinos 

El emblemático edificio de la cadena Meliá en Zaragoza está sufriendo una remodelación integral en la que se han reformado todas las plantas. El inmueble diseñado por el arquitecto José de Yarza e inaugurado en 1968, mantendrá una parte de hotel y otra de viviendas. De la primera a la tercera planta seguirá utilizándose como hotel y de la cuarta a la décima se destinará a uso residencial, con 68 viviendas con acceso privado por dos portales independientes al hotel, uno por César Augusto y otro por la calle Ramón y Cajal. Las viviendas tienen desde 68 a 160 metros cuadrados y van de dos a cuatro dormitorios. Aunque la remodelación por dentro ha sido completa, la fachada sigue siendo reconocible porque se han mantenido los mosaicos. 
En principio, la fecha de entrega de los pisos está prevista para finales de marzo de 2020, aunque el hotel tiene previsto abrir antes. 
Los precios van de 308.000 euros los más pequeños hasta los 690.000 los grandes.
Tendrá servicios comunes para propietarios de las viviendas y huéspedes del hotel como piscina en la azotea y gimnasio.
La rehabilitación ha sido proyectada por Ingennus Urban Consulting y Castillo Balduz se encarga de la comercialización.

Recreación del Palacio de la luz, antigua sede de ERZ Endesa.
2

De oficinas a viviendas

El edificio que fuera la sede de la eléctrica ERZ, luego Endesa, en la calle San Miguel, está en fase de comercialización de 27 viviendas de lujo y un local comercial. Con la rehabilitación recupera su nombre original de Palacio de la luz. Teodoro Ríos Balaguer y su hijo Teodoro Ríos Usón fueron los arquitectos que diseñaron el edificio de oficinas en 1958, cuya construcción se prolongó hasta 1962. En su inauguración el edificio "sorprendió por su novedosa fachada ampliamente acristalada, muy original en la Zaragoza del momento", han recordado desde Gestihabitat, que se encarga de la comercialización. "El Palacio de la Luz puede considerarse un edificio pionero en la estética constructiva local que se prolongaría, cada vez con mayor incidencia, durante las décadas siguientes de la arquitectura zaragozana", han añadido. Por ello, se mantiene dicha fachada con algunos ajustes. El edificio tiene una planta baja más tres alzadas. El acceso se encuentra en el chaflán entre la calle San Miguel e Isaac Peral. En esta última calle se puede ver la fachada "neomudejar" que se conserva íntegramente "aunque se genera otra fachada interior quedando la fachada actual como parapeto de las terrazas de las viviendas", han explicado. El inmueble fue ampliamente reformado en el año 1988 según el proyecto de María Teresa Gabeiras Vázquez.
La comercialización comenzó en abril y ya están vendidas el 80% de las viviendas, han afirmado. Próximamente se comercializarán los garajes y trasteros sobrantes, de los que hay 50 de cada tipo. El precio medio por metro cuadrado es de 4.600 euros. Está previsto que las obras comiencen la primera semana de noviembre. La empresa contratada para la construcción es ACR y se prevé finalizar las obras en 20 meses.

Antigua sede de CAI en el paseo de la Independencia.
3

Vivir en una antigua sede financiera 

La que fuera sede de la desaparecida Caja de ahorros de la Inmaculada (CAI) espera su turno para ser reconvertida en viviendas y albergar un local comercial. El plan especial elaborado por Ibercaja, actual propietaria del edificio tras la integración de la entidad, incluye construir 36 pisos repartidos en siete plantas (de la tercera a la novena) y reservar cuatro plantas para superficie comercial de más de 4.000 metros cuadrados (primer sótano y las plantas calle, primera y segunda). El edificio se encuentra cerrado sin plazos para empezar las obras. Los propietarios negocian la instalación de algún operador comercial. El inmueble se construyó en un solar de 1.579 metros cuadrados y en total el edificio suma 19.306 metros cuadrados construidos, repartidos en nueve plantas sobre rasante y otras cinco de sótano. En el proyecto se recoge que cuatro plantas de sótano se destinen a aparcamiento, con un total de 111 plazas y acceso desde la calle de Cinco de Marzo. Habrá 36 trasteros y una zona común en la parte alta del edificio destinada a servicios, donde está prevista la construcción de una piscina y un gimnasio. 

Etiquetas
Comentarios