Despliega el menú
Zaragoza

La antigua sede de la CAI tendrá 36 pisos de lujo y un gran espacio comercial

Urbanismo concede licencia para la rehabilitación del edificio de Independencia. Ibercaja negocia la instalación de Primark, H&M o una cadena de perfumería.

Recreación de la imagen que tendrá la fachada del bloque de viviendas, diseñada por la empresa Ingennus.
Recreación de la imagen que tendrá la fachada del bloque de viviendas, diseñada por la empresa Ingennus.
Heraldo

Tras el cierre de las oficinas el pasado viernes, la antigua sede de la CAI del paseo de la Independencia ya tiene licencia para su rehabilitación. La Gerencia de Urbanismo dio ayer permiso a Ibercaja, propietaria del edificio, para iniciar los trámites de transformación del emblemático inmueble, que cambiará de uso para contar con 36 pisos de lujo y un espacio comercial de 4.433 metros cuadrados en el que se podría instalar una gran firma. La entidad bancaria está negociando con Primark, H&M y con una cadena de perfumerías.

La concesión de la licencia de rehabilitación, que suscitó la unanimidad de los grupos municipales, se produjo solo dos días después de que los 25 trabajadores que hasta el viernes atendían a los clientes en Independencia se trasladaran a otras oficinas del centro de Zaragoza, la mayoría a la sede principal en la plaza de Paraíso. Según consta en el expediente, la entidad bancaria debe presentar un proyecto de ejecución en el plazo de un año. La operación no requiere de recalificación, dado que los usos residenciales y comerciales ya estaban previstos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Por ahora, Ibercaja va a sacar todo el mobiliario de su interior a la espera de cerrar un acuerdo con un operador que se quede con la zona comercial. En ese momento se podrá empezar a afinar cuándo se iniciarán las obras del proyecto. Fuentes de Ibercaja confirmaron que los plazos también dependerán de los trámites municipales y de que se concrete si finalmente la entidad bancaria promoverá directamente las viviendas o se encargará a un tercero de esta responsabilidad.

Nueve alturas

El solar objeto de licencia tiene 1.579 metros cuadrados y en total el edificio cuenta con 19.306 metros cuadrados construidos, repartidos en nueve plantas sobre rasante y otras cinco de sótano. Según consta en el proyecto presentado por Ibercaja, cuatro plantas de sótano se destinarán a aparcamiento, con un total de 111 plazas y acceso desde la calle de Cinco de Marzo. De esas 111 plazas, 66 son para las viviendas y 45 para el espacio comercial. Según ha comunicado Ibercaja al Ayuntamiento, ninguna de estas plazas se va a destinar a un parquin de rotación vinculado a la explotación de la superficie comercial.

El nuevo establecimiento ocupará 4.433 metros cuadrados repartidos entre el primer sótano y las plantas calle, primera y segunda. Para poner en marcha las obras de este nuevo espacio comercial, los promotores deberán obtener la correspondiente licencia de actividad.

Respecto a las viviendas, ocuparán 7.310 metros cuadrados y se repartirán en siete plantas (de la tercera a la novena). Habrá 36 trasteros y una zona común en la parte alta del edificio, donde se ha previsto una piscina y un gimnasio. Según apuntaron fuentes de la entidad, el plan inicial habla de que las viviendas tendrán «un tamaño medio» –en principio, de entre dos y cuatro dormitorios– y calidades y decoración «de alto nivel». De todos modos, dependerá del proyecto definitivo que plantee el promotor.

Traslado de la Fundación

Además del traslado de la sucursal, el cierre del edificio de Independencia obliga también a mover a los trabajadores de la Fundación CAI y de la Sala CAI-Luzán (instalada en el sótano). Los empleados de la fundación se instalarán en el inmueble de la avenida Sainz de Varanda, mientras que las actividades de la sala se repartirán entre varias sedes de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios