Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

Urbanismo aprueba el plan para convertir la antigua sede de la CAI en comercio y pisos

La Gerencia da el visto bueno por unanimidad al nuevo trámite para el céntrico inmueble de Ibercaja. El proyecto destina cuatro plantas a superficie comercial, aunque los técnicos las limitan a tres.

Recreación del aspecto que tendrá la antigua sede de la CAI en Independencia tras su reforma.
Recreación del aspecto que tendrá la antigua sede de la CAI en Independencia tras su reforma.
Heraldo

La reconversión de la antigua sede de la CAI en el paseo de la Independencia ha superado este miércoles un nuevo trámite. La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado por unanimidad el plan especial, un requisito que la normativa urbanística exige debido a las grandes dimensiones que se prevén para el espacio comercial. Ibercaja, dueña del inmueble, ha proyectado destinar el sótano y las tres primeras plantas a un establecimiento (4.401 metros cuadrados), y las siete superiores a viviendas (7.310 metros cuadrados para unos 36 pisos).

El edificio, actualmente cerrado, tiene uso de oficina. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) regula que para implantar una superficie comercial de más de 4.000 metros cuadrados en un inmueble de usos terciarios, será necesario presentar un plan especial. Ibercaja lo redactó en julio del año pasado, y el Ayuntamiento fijó una serie de prescripciones, relacionadas con las zonas de carga y descarga y con el espacio comercial.

La entidad bancaria quiere destinar a establecimiento el sótano, la planta baja y las dos primeras plantas del edificio. Sin embargo, el servicio de planeamiento de Urbanismo en su informe refleja que, a su juicio, el uso comercial "deberá limitarse a las plantas sótano, baja y primera" y que la segunda debe destinarse "a un uso terciario distinto, complementario al comercial".

Finalmente, el expediente se ha aprobado hoy, aunque se condicionará el visto bueno definitivo a que se cumplan las prescripciones y consideraciones que han hecho los servicios técnicos. El documento se someterá a exposición pública durante un mes, también se pedirá un informe preceptivo al Gobierno de Aragón –por ser una superficie comercial de más de 2.500 metros cuadrados– y se dará cuenta al pleno de su aprobación.

En busca de la franquicia

Sea de tres o cuatro plantas, la superficie comercial que va a quedar será uno de los espacios más deseados del centro de la ciudad. Se trata de la última baza que tienen las grandes franquicias para instalarse en el corazón de la capital. Dos de ellas desembarcaron en su día en la capital aragonesa, H&M y Primark, pero su presencia se ha limitado a los centros comerciales. Ambas marcas ya mostraron su interés por el local que se ha quedado en régimen de alquiler Massimo Dutti, por lo que el edificio de la CAI supone toda una oportunidad para desembarcar en la calle con más tráfico peatonal de la ciudad.

Fuentes del sector inmobiliario señalaron a este diario que ambas multinacionales se han interesado por las instalaciones, aunque por el momento no se ha cerrado ninguna operación. De momento, según las citadas fuentes, el precio está dificultando que se concrete. Desde Ibercaja señalan que no hay prisa por firmar un inquilino o comprador.

36 viviendas de lujo

El solar tiene 1.579 metros cuadrados, y en total el edificio cuenta con 19.306 metros cuadrados construidos, repartidos en nueve plantas sobre rasante y otras cinco de sótano. Según consta en el proyecto que presentó Ibercaja, cuatro plantas de sótano se destinarán a aparcamiento, con un total de 111 plazas y acceso desde la calle de Cinco de Marzo. De esas 111 plazas, 66 son para las viviendas y 45 para el espacio comercial.

Respecto a las viviendas, el plan inicial era hacer 36. Ocuparán 7.310 metros cuadrados y se repartirán en siete plantas (de la tercera a la novena). Habrá 36 trasteros y una zona común en la parte alta del edificio, donde se ha previsto una piscina y un gimnasio. Aunque el proyecto aún se debe terminar de concretar, la idea primigenia era que fueran pisos de un tamaño medio –entre dos y cuatro dormitorios– y calidades y decoración de alto nivel. De todos modos, dependerá del proyecto definitivo que plantee el promotor.

Etiquetas
Comentarios