Despliega el menú
Economía

consumo

Dinero fácil que puede salir caro

Las tarjetas 'revolving' funcionan como un crédito que permite elegir la cuota mensual, pero que acumula deuda e intereses que llegan a superar el 24%.

En verano aumenta la demanda de créditos.
En verano aumenta la demanda de créditos.
Heraldo

La llegada de las vacaciones lleva a algunos consumidores a recurrir a créditos o tarjetas para pagar el merecido descanso. Algo que saben las entidades que conceden el dinero ‘rápido’, que aumentan la publicidad en estas fechas para atraer a clientes. Leer la letra pequeña es siempre importante, sobre todo, en la contratación de créditos rápidos o tarjetas que pueden esconder intereses  muy elevados. En caso contrario se puede llegar a una situación de sobreendeudamiento.

Entre las vías al alcance del consumidor  están las llamadas tarjetas de crédito ‘revolving’ que ofrecen compañías que plantean un ‘pago flexible’. Las cuantías suelen oscilar entre 600 y 6.000 euros y permiten devolver el crédito de forma aplazada mediante el pago de cuotas periódicas que puede elegir el cliente. El problema es que van acumulando deuda e intereses. Estos últimos pueden superar el 24%. En los últimos años han empezado a llegar a los tribunales situaciones de endeudamiento que se arrastran desde los años de crisis. Además, a las advertencias de las asociaciones de consumidores se han sumado campañas como la de #stopusura de la OCU que sobre las tarjetas 'revolving' denuncia que con ellas "el usuario está permanentemente endeudado". Desde el Banco de España advierten de que "con cada cuota pagada, el crédito disponible de la tarjeta se reconstituye (de ahí el nombre de ‘revolving’), es decir, puedes volver a disponer del importe del capital que amortizas". Sobre el capital dispuesto se aplica el tipo de interés pactado. En caso de impagos, la cantidad se suma a la deuda pendiente y se le vuelven a aplicar intereses.

Desde el Portal del Cliente Bancario el organismo supervisor se recuerda que no existe ninguna ley o sentencia que limite los tipos de interés que pueden incluir los contratos de la tarjetas ‘revolving’. En ellos se ofrece la posibilidad de pagar cuotas mensuales bajas pero que se abonaran durante mucho tiempo "lo que supone el pago total de una cifra elevada de intereses a medio y largo plazo, y que se calculan sobre el total de la deuda pendiente", advierte la entidad. Además, reconoce que los extractos que se envían "no suelen resultar sencillos y comprensibles" por la complejidad del propio producto financiero.

Por ello, para evitar sustos, aconseja que la entidad financiera envíe de manera periódica, por ejemplo mensual, información al cliente sobre el plazo de amortización previsto, cuándo terminaría el cliente de pagar la deuda; escenarios sobre el posible ahorro que representaría aumentar el importe de la cuota y el importe de la cuota mensual que permitiría liquidar toda la deuda en el plazo de un año. El propio banco ha desarrollado un simulador web para calcular cuándo se terminará de pagar un crédito asociado a estas tarjetas.

Etiquetas
Comentarios