Economía

ECONOMÍA

Ramón Sainz de Varanda, la calle más cara de Zaragoza

La inmobiliaria aragonesa GTI refleja en su informe 'Perspectivas 2019' las tendencias del mercado en el último año y las previsiones en torno al presente.

La compañía GTI emplea tecnología 3D para mostrar inmuebles a sus clientes.
La compañía GTI emplea tecnología 3D para mostrar inmuebles a sus clientes.
GTI

El valor de la vivienda en Aragón volverá a crecer durante el próximo año, pero el ritmo de ventas se volverá a ralentizar. En Zaragoza, el precio del último trimestre del año pasado fue un 8,6% superior al del mismo periodo de 2017; pero, a pesar de esta tendencia, el descenso acumulado respecto a 2007 ronda el 53%, uno de los más elevados de todas las capitales de provincia, según refleja el informe ‘Perspectivas 2019’ elaborado por la inmobiliaria GTI.

El estudio destaca que las viviendas más caras de Zaragoza se encuentran en el barrio Romareda; concretamente, en la calle Ramón Sáinz de Varanda, que alcanza los 3.020 euros por metro cuadrado. Le siguen distritos como Universidad, Montecanal, Rosales del Canal, Ruiseñores o el centro de la ciudad, mientras que las más baratas se hallan en los barrios rurales del norte o en las zonas de Delicias, Torrero-La Paz o Las Fuentes.

El 59% de la inversión, al centro

La inmobiliaria aragonesa destaca además que un 59% de los inversores en vivienda en Zaragoza apuesta por el centro de la ciudad para la compra de pisos, aunque la margen izquierda o la zona de Romareda atraen asimismo un interés creciente. El documento recalca que un 80% de las viviendas nuevas visadas corresponden a edificios plurifamiliares, mientras que el 20% son unifamiliares. Además, pone de relieve el dominio del sector privado, con el 99% de las compras; e indica que, de las transacciones residenciales, el 85% son viviendas de segunda mano.

"La crisis afectó todavía más al sector industrial, tanto a pymes como autónomos, a la hora de adquirir locales o naves", ha destacado el administrador de GTI, Mariano Ibáñez, en la presentación del informe este martes. Así, los datos en Aragón apuntan a una disminución progresiva en las ventas de locales comerciales a lo largo del presente año a causa del auge del ‘e-commerce’, que afecta fundamentalmente a las tiendas tradicionales. No así en las zonas más populares (paseo Independencia o calles aledañas) o en los centros de ocio (Puerto Venecia), que mantienen una tendencia alcista auspiciados por una fuerte demanda.

Factores como la capacidad de autoabastecimiento de energía o la seguridad, pero sobre todo la movilidad (facilidad de desplazamiento, localización…) son claves a la hora de determinar el precio final tanto de viviendas como de oficinas o naves. "Espero que tras este periodo de elecciones se acabe con la incertidumbre en los mercados, porque las perspectivas son buenas", insiste Ibáñez, quien destaca el repunte de actividad en el polígono Empresarium, con almacenes que no rebasan el euro por metro cuadrado.

Etiquetas
Comentarios