Despliega el menú
Economía

La logística y el reto digital

ACTUALIZADA 13/05/2019 A LAS 02:00
EMPRESA WALTER MARTINEZ EN POLIGONO PLAZA / 03/01/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
La logística tiene cada vez más importancia en la organización de las empresas.
Oliver Duch

Costó lo suyo, pero desde que se puso en valor la excelente localización geográfica de Zaragoza, y eso no ocurrió en serio hasta los primeros años de este siglo, la ciudad (y por extensión, Aragón) ha ganado peso como referente nacional en materia de logística. Clave fue la decisión de construir la plataforma logística Plaza en la carretera de Madrid, inaugurada en 2006 por Marcelino Iglesias, si bien en el éxito del proyecto fue providencial -y determinante para su impulso- la decisión del grupo Inditex de instalar ahí un centro de distribución de ropa. A partir de entonces, el interés de un buen número de empresas por instalarse ahí se multiplicó.

La ubicación en la capital aragonesa de un centro de formación de prestigio con el aval del MIT (Massachusetts Institute of Technology), el Zaragoza Logistics Center (ZLC), y la configuración de los premios Pilot a la Excelencia Logística por parte del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) también han ayudado al buen nombre de la ciudad como referente logístico más allá de su situación como cruce de caminos. El empuje de compañías que tienen sedes aquí y el conocimiento adquirido por muchos profesionales han sumado también en esa percepción positiva que ha ganado Aragón en el panorama económico nacional e incluso en el internacional, a pesar de no tener resuelto el paso por la Travesía Central del Pirineo (TCP) hacia Francia.

La digitalización de la actividad económica en la que estamos inmersos está dando más valor, si cabe, a la logística. Por supuesto si hablamos de comercio electrónico, donde resulta crítica la distribución de los productos que vendemos ‘online’, especialmente cuando hablamos de la ‘última milla’, el proceso de entrega final del producto, pero también en otras actividades relacionadas con el funcionamiento de las empresas. El proceso de producción/venta/distribución debe estar siempre bien resuelto por cualquier compañía, aunque cada una ha de emplear el sistema que le resulte más adecuado.

En este escenario, vale la pena reseñar la actividad de tres pymes aragonesas que están registrando buenos resultados porque han sabido estar al día en dos áreas de actuación que hoy tienen más relevancia que nunca, la logística y la digitalización.

Una de ellas es Funidelia, especializada en la venta de disfraces por internet, que ya tiene mercado en 32 países y factura 25 millones de euros a golpe de clic. Creada por los emprendedores aragoneses Carlos Larraz y Toño Escartín, esta pyme ha ido aprendiendo cómo gestionar cada día mejor los datos y ha ganado en eficiencia al externalizar su actividad logística a una firma experta, Logisfashion, que distribuye sus disfraces, aunque desde un almacén en el corredor del Henares.

Otra empresa local que está obteniendo muy buenas cifras es Futbol Emotion, de equipamiento deportivo, que desde sus inicios ha dado prioridad a la venta ‘online’ (representa el 60% de su facturación) y tiene un acuerdo positivo para su distribución con DHL, que le garantiza la entrega de sus productos en 24 o 48 horas en cualquier lugar del mundo.

Finalmente, llamo la atención sobre JCV Shipping, con sede en Plaza y especializada en transporte marítimo. Esta empresa ha desarrollado una herramienta para gestionar ‘online’, con más eficacia, el control de las mercancía que transportan sus clientes. Así lo ha valorado el grupo alemán de electrodomésticos BSH.

Etiquetas