Despliega el menú
Economía

economía

Futbol Emotion crece al 40% y apuesta por liderar su sector en el sur de Europa

La compañía fundada por el exportero Sánchez Broto, un referente ‘online’, apunta a los 30 millones de facturación, va a una sede más grande y entra en nuevos negocios.

Carlos Sánchez Broto, director general de Futbol Emotion, en la tienda de Puerto Venecia.
Carlos Sánchez Broto, director general de Futbol Emotion, en la tienda de Puerto Venecia.
Toni Galán

La historia inicial de esta empresa es de sobra conocida. En 2001, el zaragozano Javier Sánchez Broto, entonces portero del Celtic de Glasgow, decide abrir una tienda para vender equipamiento para porteros de fútbol porque –como bien sabía por experiencia propia– no había ninguna que respondiera a esa especialización. El establecimiento, de 30 m2 en la calle Genoveva Torres de Zaragoza, fue la punta de lanza de un negocio que vendió desde el principio a través de internet (ahí ha sido siempre un referente) y que ha evolucionado a lo que es hoy. Una compañía que dejó atrás –en 2016– el nombre de Soloporteros que tenía hasta entonces (aunque mantiene e incluso potencia su marca SP) para denominarse Futbol Emotion, crecer en presencia física y ‘online’ dentro y fuera de España y abrise a nuevos negocios.

Futbol Emotion, dirigida desde enero pasado por Carlos Sánchez Broto, hermano pequeño de Javier, es hoy una de las empresas que más crece en nuestro panorama económico. Tras facturar 15 millones de euros en 2017, la compañía registró en el "vertiginoso" 2018 una cifra de negocio de 21,7 millones y apunta ya este año a superar los 30 millones, incrementos anuales de más de un 40% que fortalece con nuevos proyectos/realidades, como el lanzamiento de una línea de calzado deportivo este verano o la venta de uniformes con sello propio a equipos de fútbol.

"El nombre de Soloporteros se nos quedó corto e incluso estaba lastrando nuestras posibilidades de crecimiento internacionales", apunta Carlos Sánchez Broto al explicar las razones del cambio que se produjo en 2016, cuando ya vendían mucho más que equipamiento para porteros y querían impulsar aún más su presencia exterior. Fue entonces cuando la firma aragonesa optó por el nombre de Futbol –y no ‘football’, porque debía notarse que la empresa es marca España y procede de un país que ya es campeón del mundo– y Emotion, "un guiño al mundo internacional ‘online’, que explica muy bien lo que somos y queremos transmitir", precisa el director general.

Carlos Sánchez Broto empezó a trabajar en la empresa que creó su hermano con su padre como director financiero cuando tenía 18 años y estaba estudiando la carrera. Fue vendedor de tienda (en Delicias) y ha pasado por todos los departamentos de la empresa, desde el ‘call center’ o la contabilidad hasta el marketing o el negocio puro y duro. "Mi hermano y mi padre no me lo han puesto fácil", reconoce ahora, a sus 34 años, sin olvidarse de destacar cómo el negocio familiar (al que entró en mayo de 2018 como socio minoritario el fondo Meridia Capital) se ha nutrido de mucha gente joven "que considera la empresa como suya" y ¡cómo no! le encanta el fútbol.

Trabajan en Futbol Emotion hoy unas 140 personas, 115 de ellas en instalaciones de Plaza que se han quedado pequeñas, por lo que la compañía se trasladará en breve a una sede más grande, con 6.000 m2 para logística y dos altillos que suman 3.000 m2 más.

Cuartel general en Plaza

Plaza es el centro neurálgico de la empresa, donde se realizan todas las tareas administrativas y 50 empleados trabajan activamente para nutrir su web, no en vano el 60% de las ventas de Futbol Emotion se hace ‘online’ –hay clientes en más de 150 países– y la firma registra más de 45.000 visitas diarias de 1,5 millones de seguidores (es el tercer ‘retailer’ en España en ese tema) y cuenta con más de un millón de seguidores en Youtube. 15 personas dotan de contenidos en la red en español, italiano, francés y portugués y a los clientes se les atiende también en varias lenguas.

Futbol Emotion no descuida su parte física, ya que la experiencia presencial es muy importante para la marca. Lo hace en sus 22 tiendas, 21 en España y una en Portugal (en Lisboa), si bien en julio abre una más en Oporto y proyecta hacer lo propio en Italia (en Milán) y, más adelante, en Francia. En estos países la empresa es socia estratégica de Adidas y Nike, lo que suma mucho a sus ventas y a su aspiración a liderar el sector en el sur de Europa, aunque Carlos Sánchez Broto no se olvida de un objetivo quizás más importante: la rentabilidad. "Crecemos en facturación, pero también en Ebitda. La solidez de la compañía es fundamental", afirma.

Etiquetas
Comentarios