Economía

Laboral

UGT y CC. OO. convocan movilizaciones en Aragón por “un trabajo digno en el campo”

Las primeras protestas se han realizarán el próximo lunes 6 de mayo en Caspe, Fraga y La Almunia, centros neurálgicos de la producción frutícola en la Comunidad, donde se han organizado concentraciones para denunciar “los abusos laborales” y “el constante incumplimiento de los convenios”.

Un trabajador realiza laborales de recolección en una explotación frutícola.
Un trabajador realiza laborales de recolección en una explotación frutícola.
Aránzazu Navarro

Los trabajadores por cuenta ajena del sector agrario, en su inmensa mayoría temporeros extranjeros, están llamados a la movilización para denunciar sus condiciones laborales, “las más duras y adversas de todos los sectores productivos”, sus salarios “los más bajos de todas las actividades”, y un marco de relaciones “anticuado que propicia una temporalidad superior al 60% en los hombres y más del 70% entre las mujeres”. Son las razones con las que la secretaria general de la Federación de Industria de CC. OO. Industria, Ana Sánchez, y el secretario general de UGT FICA, José Juan Arcéiz han justificado hoy en Zaragoza el calendario de movilizaciones organizado por ambas organizaciones para “visibilizar la precaria situación” de este colectivo de trabajadores sometidos a “continuos abusos laborales e incumplimientos de convenio”.

La campaña de protestas, ha recordado Sánchez, comenzó el pasado 1 de Mayo, cuando coincidiendo con la movilización del Dia del Trabajo se hizo ya visible en las pancartas la reivindicación de un “trabajo digno en el campo”. Es solo el principio, han destacado los representantes de CC. OO. y UGT en Aragón, que han anunciado la convocatoria de tres concentraciones el próximo lunes 6 de mayo en las localidades de Fraga (Huesca), Caspe y la Almunia, ambas en la provincia de Zaragoza, centros neurálgicos de las principales comarcas productoras de fruta de la Comunidad, sector en el que se produce una mayor y más intensiva contratación de mano de obra durante la campaña de recogida.

Estas movilizaciones que se realizarán a nivel estatal durante todo el mes de mayo desembocarán en una “jornada de lucha y acción en el sector” el próximo 21 de mayo, aunque los sindicatos avanzaron que además no se descartan paros parciales, encierros o marchas a pie a las capitales de provincia. “Ahora que tanto se habla de despoblación, tenemos que vincular la mejora de las condiciones laborales de estos trabajadores para que se favorezca el asentamiento la población, un objetivo que se conseguirá si hay un empleo de calidad”, ha destacado Sánchez.

Los sindicalistas recordaron que las condiciones del sector agropecuario se regulan en más de 60 convenios, la mayoría provinciales, regionales, y lamentaron que “en pleno XXI no existe todavía un convenio estatal que homegeinice las condiciones laborales en el conjunto del país y evite la competencia desleal”, una situación de la que han culpado a la patronal CEOE (Asaja y Fepex) “que ha paralizado la negociación del primer convenio estatal del campo “poniendo como excusa la aprobación de la subida del SMI a 900 euros al mes y 12.600 al año”, han destacado los representantes sindicales.

Con su calendario de movilizaciones, CC. OO y UGT exigen el desbloqueo de la negociación colectiva, un empleo estable que reduzca los elevados porcentajes de temporalidad, salarios mínimos de 900 euros al mes en 2019 y 1.000 euros en el 2020, que el contrato se realice por escrito y que haya un protocolo ante el acoso sexual en el trabajo. Reivindican también que se declaren la totalidad de las jornadas trabajadas y que haya prestaciones por desempleo para todos los trabajadores del campo. Los sindicatos reclaman también una “actuación decidida de la inspección de trabajo en coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para atajar el fraude y evitar atentados contra los derechos de los trabajadores”, así como acceso seguro a las fincas para garantizar el asesoramiento sindical y laboral y una formación profesional para el empleo.

Unos 25.000 temporeros en campaña

Arcéiz ha recordado que en Aragón el número de trabajadores por cuenta ajena llega a alcanzar los 25.000 en momentos punta, especialmente durante la recolección de la fruta. De ellos, el 90% son extranjeros, “un colectivo vulnerable por su idioma y porque se encuentra en un entorno diferente”, circunstancias que, según el sindicalista, hacen que les resulte complicado denunciar los posibles abusos e incumplimientos que se producen en su puesto de trabajo.

“El primer fraude se produce en la nómina de los trabajadores”, ha criticado Arcéiz, que ha asegurado que aunque los contratan por 6,20 euros/hora, “en realidad lo que después les pagan es 4,80 euros/hora”. “Incluso ha habido caso de cobrar apenas tres euros por hora”, ha criticado el sindicalista, que ha detallado algunos ejemplos de abusos como el destapado el año pasado en Ricla, “donde trabajaban de manera irregular refugiados sirios llegados de Italia”, o el descubierto en Zaragoza “de donde partía todos los días un autobús con inmigrantes que viajaba todos los días a Valencia a la recolección de la cebolla”.

Etiquetas
Comentarios