Economía

Investigación

Los peligros de los humedales de países mediterráneos se estudian en Aragón

La Estación Experimental de Aula Dei-CSIC de Zaragoza lidera una investigación europea para determinar cómo la transferencia de químicos usados en la agricultura afecta a los suelos y las aguas de estos enclaves protegidos por normativas internacionales.

Investigadores recogen muestras de la salina de Bujaraloz (Zaragoza).
Investigadores recogen muestras de la salina de Bujaraloz (Zaragoza).
EEAD-CSIC

Los humedales, siempre localizados en las zonas más bajas del paisaje, suelen compartir espacio con la tierras agrícolas, que se convierten en una de sus principales fuentes de contaminación. Y el uso de agroquímicos (fertilizantes, herbicidas y pesticidas) necesarios para mejorar el rendimiento de los cultivos suelen ser sus peores enemigos, ya que estos productos llegan se introducen (por aguas superficiales o subterráneas) en estos hábitats protegidos provocando cambios en su salinidad que repercute, negativamente, en la supervivencia de sus organismos.

Para conocer la transferencia de estos químicos a las masas de agua y al suelo de los humedales salinos de los países mediterráneos se ha puesto en marcha el proyecto Aguasalt, que comenzó este año y se prolongará hasta el 2020, en el que participan científicos de España, Francia, Túnez, Marruecos y Argelia, en colaboración con expertos de Estados Unidos, y en el que juegan papel destacado los investigadores Carmen Castañeda y Jorge Álvaro-Fuentes, del departamento de Suelo y Agua de la Estación Experimental Aula Dei que el Consejo Superior de Investigación Científica (CSIC) tiene en Zaragoza.

Castañeda y Álvaro-Fuentes lideran el área de trabajo de monitorización y muestreo de humedales y la caracterización y seguimiento de suelos y aguas, en el que se están analizando las muestras recogidas tanto en los humedales salinos de la Cuenca Hidrográfica del Ebro (Gallocanta y Monegros, Aragón, España) como en el complejo hidrológico de la laguna Ichkeul/Bizerte (Túnez), a las que próximamente se incorporarán muestras tomadas en Mellha lagoon (Argelia). Se trata, explican desde la EEAD, de humedales protegidos Ramsar (catalogados así por su importancia internacional), que están afectados por la intensificación agrícola, especialmente por agroquímicos, y por contaminación industrial, como en el caso de los enclaves tunecinos.

Salinas de Bujaraloz (Zaragoza).
Salinas de Bujaraloz (Zaragoza).
EEAD-CSIC

Los investigadores explican que el equipo aragonés “está determinando la composición de suelo y agua a lo largo de diferentes gradientes de salinidad en los humedales salinos en las estaciones seca y húmeda”. Para ello se trabaja en colaboración con la Universidad de Maryland, ya que en este proyecto se ha adaptado el método de los tubos IRIS, desarrollado por esta institución y empleado en Estados Unidos para documentar las funciones de los suelos de humedales. “Esta técnica se aplica para delimitar suelos de humedales y aplicarles la legislación correspondiente para su protección”, destacan desde la Estación Experimental, que detalla que las investigaciones pretenden verificar su aplicación en suelos ricos en carbonatos y en yeso, y en condiciones extremas de salinidad. “También están comprobando las tendencias de salinidad y las condiciones de los suelos ricos en yeso a lo largo del paisaje en relación con las entradas de contaminantes agrícolas y por último trabajan para la determinación de bioindicadores microbianos y de macrofauna adaptados a la presencia de elevada salinidad natural en zonas áridas”, añaden.

Los científicos participantes en este proyecto, financiado a través del programa Eranetmed, ya han puesto en común algunas de sus primeros avances. Lo hicieron en una reunión celebrada recientemente en Zaragoza, en la que participaron especialistas en edafología y agronomía así como expertos en suelos subacuáticos y en aspectos económicos de los recursos naturales, que pusieron en común “el progreso del proyecto tras dos campañas de muestreo ya realizadas en el Parque Nacional del Ichkeul (Túnez) y las más recientes muestras obtenidas el pasado mes de marzo en en las saladas de Monegros, en la localidad zaragozana de Bujaraloz.

Etiquetas
Comentarios