Despliega el menú
Economía

Reunión el SAMA mañana para tratar de evitar un segundo año de conflicto laboral en Megasider

La dirección y el comité de empresa se reunirán para ver si son capaces de llegar a algún acuerdo que evite los paros  de dos horas que comienzan a partir de este viernes

Protesta de los trabajadores en enero del año pasado ante las puertas de la Diputación Provincial de Zaragoza
Reunión el SAMA mañana para tratar de evitar un segundo año de conflicto laboral en Megasider
Toni Galán

Evitar que la plantilla de Megasider siga con la rebaja salarial impuesta por la empresa otro año más y que realmente haya negociación para acordar un nuevo pacto laboral después de la decisión unilateral del grupo gallego de imponerles el convenio del metal al terminar  en diciembre del 2017 la vigencia del que tenían es el objetivo de la reunión que ambas partes van a tener mañana en el SAMA (Servicio Aragonés de Mediación y Arbirtraje).

Fue el pasado viernes cuando los trabajadores de la antigua Arcelor Mitttal decidieron en asamblea volver a movilizarse para desbloquear la negociación con la empresa. Tras un año de huelgas, votaron volver a convocar nuevos paros de dos horas en los tres turnos de trabajo los viernes, sábados, domingo y lunes durante todo el mes de febrero. Una medida de presión que comenzará este mismo viernes salvo que el SAMA logre que mañana las partes dialoguen y alcancen algún tipo de acuerdo para empezar a hablar de condiciones. Los mediadores tienen la difícil tarea de conseguir desenrocar uno de los conflictos laborales más largos que han tenido lugar en la capital aragonesa estos últimos años, según reconoce Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO.

La sindicalista admite que la nueva propiedad está haciendo inversiones en la planta para mejorar los procesos pero que lo que «no puede pretender es cargar sobre las espaldas de los trabajadores dicha inversión». Fue en verano de 2016 cuando la fábrica, situada en el PTR, la antigua Arcelor Mittal, pasó a manos del grupo gallego Megasa. Su plan estratégico ha estado marcado desde el principio por la aplicación  unilateral del convenio para la industria siderometalúrgica de Zaragoza a los trabajadores de Megasider, lo que ha supuesto «tirar a la basura» las condiciones subrogadas tras la compra de la planta, según fuentes sindicales.

Aunque el pasado año hubo momentos cercanos al acuerdo en Megasider cuando la representación de los trabajadores cedió en parte a la hora de vincular una pequeño porcentaje de sus salarios a la productividad, finalmente las mayores pretensiones de la empresa hicieron que no fraguase y que ahora las partes vuelvan a estar en el mismo sitio que hace un año.

Con la intención de mover las posiciones, se han convocado los nuevos paros, recuerda CC. OO. Aragón. "Es necesario que la compañía abra «una negociación real , advierten.

Etiquetas
Comentarios