Economía
Suscríbete por 1€

Megasider pierde unos setenta empleos en 9 meses de conflicto

El comité denuncia la drástica rebaja salarial, los "despidos encubiertos" y la nula voluntad de la compañía de negociar.

Manifestación. Trabajadores de Megasider han protagonizado varias protestas por el centro de Zaragoza para denunciar la falta de avances en la negociación del convenio y la rebaja drástica de salarios que sufren desde enero.
Manifestación. Trabajadores de Megasider han protagonizado varias protestas por el centro de Zaragoza para denunciar la falta de avances en la negociación del convenio y la rebaja drástica de salarios que sufren desde enero.
CC.OO.

Un año ‘horribilis’. Es lo que denuncia buena parte de la plantilla de Megasider, –la antigua Rico y Echeverría–, que llevan 9 meses sufriendo una drástica rebaja salarial con una media de 60 festivos trabajados sin cobrar y mayor jornada, ya que si el año pasado hacían 218 este trabajan 227. En diciembre de 2017 les venció el pacto de empresa que tenían con Arcelor Mittal –la propietaria hasta 2016– y los nuevos dueños, Megasa, unilateralmente los transfirieron al convenio del Metal con la consiguiente pérdida de salario y pluses.

De un año a otro, trabajadores con más de 30 años de antigüedad en la empresa han visto cómo sus sueldos caían hasta la mitad, en algunos casos. Para revertir la situación, convocaron huelga ya en enero con paradas de dos horas en cada turno y forzar a la empresa a negociar. Sin embargo, la movilización que continúa hasta el 2 de noviembre, no ha servido para desbloquear un conflicto que sigue enquistado y en manos también de los tribunales. El comité de empresa interpuso una demanda contra Megasider en el Juzgado de lo Social por conflicto colectivo e imposición de calendario y, a su vez, la empresa gallega ha denunciado al comité por huelga ilegal. Recientemente, desde el juzgado se comunicó a las partes que los tres juicios quedan paralizados hasta ver si son capaces de acordar un nuevo convenio.

Entre tanto, el enfado entre la plantilla, de 220 empleados, es mayúsculo al llevar nueve meses con el sueldo reducido, sin beneficios sociales –subvención de comedor, servicio de lavandería, etc– y un calendario laboral "abusivo" que pasa por trabajar tres fines de semana al mes sin remunerar. Han dejado también de percibir el plus de turnicidad y el plan de pensiones. "Pedimos que nos pagasen los festivos y la dirección propuso darnos 1.050 euros en tres meses y si al cuarto no había acuerdo de convenio, devolverlo", explicaron desde CC. OO. La propuesta se rechazó ya que se adeudan unos 5.000 euros por trabajador.

El comité denuncia el enrocamiento de Megasa que ha provocado, según dice, unos 70 "despidos encubiertos: algunos compañeros se están yendo con una indemnización pactada y otros son despidos objetivos que no llegan a juicio al acordarse una cantidad".

La firma gallega, que ayer rechazó hacer declaraciones, ocupa la posición 17 en el ranquin de sociedades aragonesas por facturación: en 2015 sus ventas fueron de 216 millones; y en 2016, de 188,72 millones con un beneficio de 4,72. Además, ha realizado fuertes inversiones en la planta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión