Despliega el menú
Economía

Aragón

Hasta 362 sucursales se han cerrado en Aragón por la crisis

La Comunidad ha pasado de tener un total de 1.807 oficinas bancarias en 2008 a 1.445 a comienzos de este año.

En Gran Vía abundan los locales cerrados
El cierre de comercios triplica los locales vacíos en Zaragoza

La restructuración del sistema bancario como consecuencia se deja notar en los numerosos locales que van dejando vacíos en las calles de los municipios aragoneses, que en 2008 sumaban 1.807 oficinas bancarias y cinco años más tarde 'apenas' cobijan 1.445.

La Comunidad ha perdido un total de 362 oficinas bancariasdesde 2008, la mayoría en la provincia de Zaragoza, donde las fusiones y políticas de ajuste de las entidades han propiciado la desaparición de 236 entre sucursales de bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito. Así se desprende de los datos facilitados por el Banco de España.

Un estudio de la consultora Cognodata (especializada en estrategia de clientes) analizaba en 2009 el tamaño de la red bancaria española y la repercusión del cierre de oficinas. Una de las conclusiones de este estudio apuntaba que Aragón era la segunda comunidad en la que sobran más oficinas bancarias, estimando un excedente de 283 sucursales de las 1.765 que había abiertas en ese momento.

El desmontaje incesante de rótulos de entidades bancarias no solo ha afectado a las capitales de provincia. Las localidades de tamaño medio y pequeño también han visto cómo se reducía la red de sucursales. Calatayud, por ejemplo, ha perdido cinco, mientras que en Barbastro se han cerrado cuatro.

Cierres en toda España

El número de oficinas bancarias operativas en España al cierre de 2012 se situó en 38.227 sucursales, la segunda cifra más alta de toda la eurozona, aunque un 4,9% menos que en 2011, lo que supone la desaparición de 1.963 oficinas en un año, equivalente al 35,7% del cierre de oficinas en la zona euro, según los datos del Banco Central Europeo.

De la cifra total de sucursales operativas en España al cierre de 2012, un total de 38.147 correspondían a oficinas de entidades domésticas, un 4,9% menos que en 2011, mientras que 77 pertenecían a entidades de la UE y ocho a bancos ajenos a los Veintisiete, en línea con el dato del año precedente.

De este modo, desde que en 2008 comenzara la crisis financiera en la UE, el número de oficinas bancarias en España ha disminuido en 7.925 sucursales, un 17,2% menos, lo que supone el 53,6% del ajuste realizado en el conjunto de la zona euro.

Etiquetas