Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Como responsables de la situación de la entidad

Los sindicatos piden investigar a los directivos de Caja3 y al Banco de España

Solicitan que la Fiscalía investigue las indemnizaciones a los directivos que han abandonado recientemente el grupo, así como la actuación del supervisor.

Los sindicatos con representación en Caja3, entidad formada de la fusión de CAI, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz, solicitarán que la Fiscalía Anticorrupción investigue a su cúpula directiva como responsables de la situación en la que se encuentra la institución financiera. 

Estas organizaciones, FES-UGT, CSICA, CiC y COMFIA-CC.OO., reclamarán, asimismo, que la Fiscalía investigue también las indemnizaciones abonadas a los directivos que han abandonado recientemente el grupo así como la actuación del supervisor, el Banco de España.

En un comunicado conjunto, los sindicatos señalan que la salida de directivos, entre ellos dos de los directores generales de las cajas asociadas, se produjo "escasos días" antes de la presentación de un plan de reestructuración exigido por Bruselas para el grupo que conlleva 592 despidos.

A este respecto afirman que aunque estas salidas se informaron como dimisiones "es notorio que se han realizado mediante indemnizaciones, de las que se desconocen sus cuantías (presumiblemente millonarias), ni el motivo por el que se han abonado, pues no han sido aprobadas por los consejos de administración ni dadas a conocer a las comisiones de retribuciones respectivas".

Los sindicatos aseguran que en octubre de 2011 se produjeron tensiones entre las tres entidades que conformaron el SIP (Sistema Institucional del Protección) por supuestas "desavenencias" respecto a la valoración de lo que cada caja aportaba al nuevo grupo.

Citan "fuentes cercanas" a la operación para denunciar que el "problema de fondo" que se originó entonces era la "queja" de que Caja Badajoz desconocía la situación patrimonial real de sus socios en el momento de creación del SIP, cosa, añaden, "de la que el Banco de España no había informado tras las inspecciones de 2009".

Destacan los responsables sindicales que Caja Badajoz renunció, sin embargo, a romper el contrato con sus asociados "cuando el supervisor le instó a que no lo hiciera por las altas penalizaciones que le podía comportar, hasta un 30 % de su balance".

En relación al plan de reestructuración, los sindicatos señalan que la decisión de los responsables de Caja3 de abrir ayer un ERE y poner como "tope máximo" para llegar a un acuerdo laboral el próximo día 17 supone un "desprecio" hacia el marco laboral vigente.

Recuerdan en relación a este punto que el convenio colectivo obliga a entablar negociaciones previas a la apertura de un expediente de regulación y establece para esto treinta días de plazo.

Desde la jornada de este miércoles, los trabajadores de Caja3 llevan a cabo paros de quince minutos en las oficinas en contra de los despidos.

Etiquetas