SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Se busca a los futbolistas de la primera SD Huesca de la historia

El club ha emprendido la tarea de reunir a los jugadores y descendientes de aquellos que comenzaron a competir de azulgrana en 1960.

Los primeros futbolistas del primer Huesca, en 1960.
Los primeros futbolistas del primer Huesca, en 1960.
SD Huesca

La primera piedra, el mito fundacional de la SD Huesca, se erigió en 1960 tras un paréntesis de cuatro años, el tiempo que había transcurrido desde la desaparición de la Unión Deportiva Huesca. De sus cenizas nació el club que en la actualidad se sigue consolidando en el fútbol profesional y mira al futuro con un pie en el pasado. De ahí que quiera realizar un homenaje a los pioneros, a los futbolistas que compusieron el primer equipo de su historia hace ahora 62 años.

A través de las redes sociales, el club azulgrana busca a los protagonistas de esa primera foto, que acompaña a este texto, o bien a sus descendientes. La idea que maneja es la de reunir a todos los que sea posible en un acto para el que también se convocará a las peñas y aficionados de la entidad. Una tarea a la que ya se ha puesto la Sociedad Deportiva Huesca, que en su libro ‘El Huesca. 100 años de fútbol’, publicado en 2010 por Tropo Editores, contaba ya los orígenes de la entidad, ligados a los clubes que la precedieron.

En esta obra, escrita y coordinada por Agustín Pueyo y Óscar Sipán, se hace referencia a ese encuentro iniciático del 29 de marzo de 1960 en el Bar Flor de la capital oscense: un grupo de personas entre las que había algunos jugadores del equipo, encabezados por Patricio Funes, primer presidente de la entidad, decidieron fundar la Sociedad Deportiva Huesca para que la capital oscense volviese a contar con un equipo de fútbol representativo.

El nuevo club, con los colores azul y grana, debutó en la temporada 1960-61 en categoría Regional y logró el ascenso a Tercera División, donde permanecería durante 12 campañas consecutivas. En 1972, bajo la presidencia de José María Mur, gran impulsor del proyecto, se construyó el campo de El Alcoraz, subvencionado en parte por la venta años atrás del goleador del equipo, Enrique Porta, al Granada. Pero el camino hacia esta instalación, que ya ha saboreado las mieles de la Primera División y el martes 27 de septiembre acogerá por segunda vez un encuentro de la selección española sub 21, no se entiende sin ese grupo de futbolistas que se enfundaron la camiseta por primera vez.

El libro que recopila la historia de la Sociedad Deportiva Huesca señala que en la Primera Regional de Aficionados compartió grupo con varios clubes aragoneses y que a aquella primera plantilla pertenecían nombres como los de Janín, Bajá, Val, Ciprés, Latasa, Eloy, Lacostena, David o Zurdo. Sus compañeros en esta categoría fueron Barbastro, Binéfar, Jacetano, Lamusa, Tardienta, Leciñena, Grañén, Villanueva, Alfajarín, M. Trabajo, Gállego, Amistad, Pignatelli y Delicias de Zaragoza.

Funes dejó la presidencia en diciembre de 1960, con el club ya sobre los raíles de la competición, y le sucedió Antonio Coarasa. El Huesca terminó primero de su grupo y disputó la liguilla de ascenso a Tercera División con Barbastro, Delicias, Grañén, La Almunia, Lapuyade y Tardienta, sustituido a última hora por el Jacetano. El 18 de junio de 1961 logró su primer salto de categoría. Al bloque de la temporada anterior se sumó una nómina de futbolistas que permanecerían ya vinculados de manera eterna al devenir azulgrana: Duró, Alfredo Marín, Galvis, Borbón, Sarasa, Ponz, Valentín, Vela y Vilanova.

En esas 12 campañas consecutivas en Tercera que desembocaron en la construcción de El Alcoraz se reunió la primera ristra de leyendas. En el banquillo todas aquellas primeras veces se encontró Jesús Aspiroz, que obró el ascenso. Además, compaginó las labores de técnico y de futbolista. Falleció en 2020, a tiempo de haber visto a su equipo en la mejor liga del mundo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión