SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Escriche se reivindica en la SD Huesca

El delantero, autor de dos goles, firmó en la victoria de Cartagena su mejor partido con el Huesca siendo el referente que el equipo necesitaba.

Escriche celebra con Ignasi Miquel el primero de sus dos goles ante el Cartagena.
Escriche celebra con Ignasi Miquel el primero de sus dos goles ante el Cartagena.
Pascu Mendez/LOF

Abrió el marcador, lo cerró y sirvió el balón a Mateu en el segundo gol. Dani Escriche fue una pieza fundamental en el 0-3 con el que la SD Huesca derrotó el sábado al Cartagena en el mejor partido de la temporada para el equipo y también para el ariete, que pudo así reivindicarse y entonar una suerte de "aquí estoy yo" en el momento en el que el club está buscando en el mercado un delantero de referencia después de una primera mitad del curso en la que ni él ni sus compañeros de demarcación, Gaich y Pitta, han aportado gran número de goles, siete entre los tres, los mismos que Seoane.

De ellos, Escriche suma cuatro, la mayor cifra de su carrera, y no será porque no lo haya intentado. Jugador rápido, constante y trabajador sobre el césped es el que más tiros ha realizado en el Huesca, 24, y el tercero que más veces ha apuntado entre los tres palos, diez, tras Joaquín y Seoane, ambos con once.

En Cartagonova realizó seis remates y tres de ellos estuvieron bien dirigidos. El primer gol fue a los 41 minutos en un saque de banda de Mateu que Miquel e Insua cabecearon en el área antes de que el ‘10’ enviase el balón a la red sin dejar que tocase el césped. En el segundo, en el 73, dirigió el misil a la escuadra desde la medialuna.

Sus otras dos dianas se habían producido tiempo atrás, al inicio de la competición aún con Ambriz en el banquillo y ninguna de las dos habían contribuido a que el Huesca sumase. Fueron en los tropiezos con el Oviedo (1-2) y el Lugo (3-2) de las jornadas cuatro y cinco.

Con el mexicano Escriche fue un fijo en el once, antes de la llegada de Gaich y Pitta y después, cuando también actuó como segundo punta o partiendo desde la banda. Sin embargo, con Xisco había perdido protagonismo. Hasta el sábado el balear solo le había dado la oportunidad de ser titular en el 0-2 con el Leganés en El Alcoraz dentro del casting que éste realizó entre los tres delanteros en sus tres primeros partidos al frente. Después su rol había quedado reducido al de revulsivo. Sí que tuvo minutos en la Copa, pero no logró marcar y en la eliminatoria con el Girona falló un penalti.

"Es lo que tiene el fútbol, que un día te da y otro te quita", comentó al respecto en Cartagonova. "Espero seguir mejorando y, si el míster lo considera, jugar", añadió dentro de unas declaraciones en las que afirmó que si había cuajado un buen partido había sido porque "todo el equipo respondió bien".

Frente al Cartagena los azulgranas se liberaron de la falta de definición que les venía lastrando, una faceta que se ha trabajado de forma específica en los entrenamientos y ante la que también se han hecho diferentes pruebas. Gaich ha sido el delantero titular más recurrente con Xisco, pero también ha jugado de inicio Pitta e incluso se experimentó con Joaquín. Faltaba Escriche, que aprovechó su oportunidad. "Ha hecho un partido completísimo, no solo por los goles, sino porque ha presionado, ha robado y ha jugado de espaldas", lo alabó Antonio Calle, que, ante la ausencia del ex del Watford por covid, ejerció de entrenador en tierras murcianas. "Ahora le tenemos que pedir continuidad en ese trabajo, porque se beneficia todo el equipo", continuó.

Escriche, que tras las cesiones al Lugo y al Elche, cumple su segunda temporada completa como azulgrana, supo adaptarse y comprender el sistema con tres centrales por el que por segunda jornada consecutiva apostó Xisco y que, lejos de resultar defensivo, ha propiciado el mayor número de disparos de los oscenses desde el cambio de entrenador. Si en la derrota liguera con el Girona de una semana antes percutieron 17 veces, seis a puerta, en Cartagena los registros fueron de 18 y 6, lo que casi igualó el 19 y 6 del 0-2 de la ida frente a los blanquinegros, el tope de la temporada.

El 'play off' sigue a siete puntos

La importancia del 0-3 ante el Cartagena hay que situarla en el aspecto anímico más que en el clasificatorio. Tras los dos empates con el Sporting y el Alcorcón y la derrota con el Girona, el Huesca volvió a ganar, algo que no conseguía desde el 3-2 con el Valladolid, y lo hizo mostrando su mejor cara, lo que reafirma el trabajo que se venía realizando. Al inicio de la jornada 23, los azulgranas eran los 14º y cuando el lunes acabe con el Oviedo-Eibar marcharán 12º. El ‘play off’ continúa a siete puntos de distancia antes de cruzarse aún en enero a dos conjuntos situados ahora mismo dentro de la zona noble, la Ponferradina y el Eibar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión