Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

SD Huesca: en busca del equilibrio perdido

El empate con el Fuenlabrada volvió a mostrar pese a los cambios a un equipo similar al de Lugo, con poca presencia arriba y muy expuesto en defensa.

Partido SD Huesca-Fuenlabrada, en imágenes
David Ferreiro, durante el choque con el Fuenlabrada.
Pablo Segura

La prometida y necesaria autocrítica en la SD Huesca tras la derrota en Lugo no se trasladó al césped en el empate con el Fuenlabrada (0-0), donde el equipo de Nacho Ambriz volvió a estar más cerca de la versión de las tres derrotas previas que de la del inicio del campeonato. Solo cabe rescatar el punto sumado, gracias sobre todo a las intervenciones del guardameta Andrés Fernández, que lo tildó de “punto de inflexión” después de haber mantenido la portería a cero por tercera vez en seis jornadas. Los siete puntos de 18 posibles no alojan a los azulgranas donde quisieran a estas alturas. A tiempo de todo, el equipo sigue persiguiendo una identidad estable mientras la base de futbolistas trata de alcanzar su mejor versión y se adapta a la categoría, feroz con independencia de la altura del rival.

El entrenador mexicano recuperó la idea original de los tres centrocampistas que brilló en los triunfos del arranque ante Eibar y Cartagena. Alineó el pasado domingo a los mismos que entonces: Mikel Rico, Seoane y Nwakali. También devolvió a Marc Mateu al lateral izquierdo en detrimento de Florian Miguel y, con esta premisa, completó el once con dos jugadores con los que no había contado entonces: Ignasi Miquel e Isidro Pitta. Con el defensa catalán porque no se incorporó hasta el cierre del mercado veraniego de fichajes, y con el delantero paraguayo a la espera de que se recuperase de una leve lesión en la rodilla.

La sexta jornada fue la primera en que Ambriz pudo contar con dos centrales natos, pues Jorge Pulido no actuó en Lugo por sanción durante el estreno de Miquel. En el Anxo Carro también tuvo lugar la puesta de corto de Pitta, que el pasado domingo dio el salto al once titular como relevo de Adolfo Gaich. La baja de última hora de Cristian Salvador por una lesión muscular impidió su posible titularidad en el medio, lo que habría terminado de asentar la revolución planteada por Ambriz en ese intento de vuelta a las esencias del que también participó Ratiu en el lateral diestro. La mecha azulgrana se apagó a partir del minuto 15, coincidiendo con el gol anulado al Fuenlabrada por fuera de juego previo y el bloque se desquició entre parones y protestas.

Así, la SD Huesca se ha encallado en una versión lenta y falta de ideas de la que dan fe las estadísticas. Los de Ambriz acumularon un 67% de posesión de la pelota pero no tiraron a puerta. Las cifras solo reflejan cuatro intentos sobre la portería de los visitantes y ninguno de ellos de especial peligro. Por contra, el conjunto dirigido por José Luis Oltra sumó 14 disparos, seis de ellos portería. Una dinámica que ya se había padecido en Lugo, donde el cuadro local completó 21 lanzamientos a portería -ocho entre los tres palos- por cinco del equipo aragonés. La escuadra oscense es la que presenta un mejor promedio de posesión de toda la categoría de plata (63% de promedio), pero es el 12º que menos dispara a puerta (53 veces en total) y el octavo que más ocasiones recibe del rival (74).

Los azulgranas siguen trabajando en la búsqueda del deseado equilibrio en las dos porterías mientras sus piezas se siguen acoplando. En lo individual, mientras Ignasi Miquel, Pitta o Gaich se amoldan mejor a la dinámica grupal, y a falta de que el tono general mejore a partir de la cita de este viernes en Anoeta contra el filial de la Real Sociedad (20.00, Movistar LaLiga). Unos días previos para perseverar en el esquema por el que se decante Ambriz después de empezar con el 4-3-3, adoptar un 4-4-2 con el concurso de Escriche y Gaich en punta y volver a la idea original con Pitta ante el Fuenlabrada. También se ha de avanzar en el aspecto anímico de un grupo que ha de aprender a revertir la tendencia de la últimas semanas.

La plantilla se ha entrenado este lunes como arranque de una semana ‘non stop’ hasta el viernes y con Cristian Salvador al margen. El zamorano se ha ejercitado al margen, primero en el gimnasio del IES Pirámide y después en el césped junto al readaptador, Jorge Carracedo, y es la principal duda para San Sebastián. Gaich será baja por sanción tras ser expulsado el domingo y los titulares han realizado ejercicios suaves con la excepción de Mikel Rico, que se ha integrado en el grupo de los suplentes junto a una amplia nómina de canteranos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión