Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca se reencuentra con Remiro, líder y Zamora de Primera División

El portero, que defendió la meta azulgrana en la temporada del primer ascenso, disfruta de un extraordinario momento en la Real Sociedad.

El guardameta Remiro celebra en el césped del Anxo Carro el ascenso del Huesca a Primera División.
El guardameta Remiro celebra en el césped del Anxo Carro el ascenso del Huesca a Primera División.
Rafael Gobantes

El partido contra el líder presentará para la SD Huesca muchos desafíos y un amigo. Los azulgranas se reencontrarán por primera vez en la Liga con el guardameta Álex Remiro, tótem del primer ascenso y pilar de la Real Sociedad desde la pasada campaña tras su salida del Athletic. El guardameta es, de momento, el menos goleado de Primera División con dos dianas encajadas en seis jornadas y ha disputado todos los minutos. El navarro se formó en el Athletic de Bilbao y se curtió en el club azulgrana, que lo intentó recuperar sin éxito en el mercado invernal del ejercicio 2018-19, y se adivina un duelo de altura con Andrés Fernández.

El de este domingo en el Reale Arena-Anoeta (21.00, Movistar LaLiga) será el primer enfrentamiento oficial entre los oscenses y el cancerbero nacido hace 25 años. Ya se midieron en el amistoso de la pasada pretemporada en San Sebastián. Remiro jugó los 90 minutos y encajó el 0-1, obra de Juan Carlos Real con un derechazo inapelable a la escuadra, y el 1-2 con un penalti transformado por Rafa Mir. Los mismos goles que ha recibido en 540 minutos de competición oficial. Remiro es el hombre de confianza del técnico Imanol Alguacil y ha confirmado los valores que apuntó en la SD Huesca.

El de Cascante (Navarra) llegó a El Alcoraz en el verano de 2017. La campaña anterior había sido objeto de una poco productiva cesión al Levante en Segunda y regresó en enero al Athletic para permanecer inédito. En Huesca cambió su sino y fue pieza clave del salto a Primera División. Lo jugó todo hasta caer lesionado por un golpe en el penúltimo encuentro, en el que se tocó la gloria en aquella noche eterna de Lugo, y recibió 38 tantos en 41 encuentros. Un balance que de manera inevitable le reabrió de par en par las puertas de San Mamés e hizo infructuosos los esfuerzos del club azulgrana por retenerle.

La historia de las tres partes presenta meandros a partir de aquel momento. Remiro parecía destinado a ser el meta titular de los leones después de la marcha de Kepa al Chelsea y a una lesión de Iago Herrerín. Sin embargo, la historia oficial cuenta que al rechazar la renovación con el Athletic y comprometerse con la Real para la campaña siguiente -a coste cero- se le cerró asimismo el paso al césped. El navarro permaneció inédito todo aquel año y la SD Huesca lo intentó dos veces: en agosto y en enero, cuando el acuerdo estuvo casi cerrado y se frenó en el último momento por la exigencia del club vasco de que el portero renovase previamente.

Nunca se sabrá qué habría sucedido de contarse con sus servicios aquel ejercicio tan difícil. Los azulgranas perdieron la categoría que ahora han vuelto a recuperar y Remiro no pudo debutar en Primera hasta el 26 de septiembre de 2019, en un duelo local contra el Alavés (3-0). El año pasado jugó 25 compromisos y en el presente parece difícil que Miguel Ángel Moyá le desplace pese a competir asimismo en Europa. El de Cascante tiene contrato como txuri urdin hasta 2023 y, según los parámetros del portal Transfermarkt, su valor de mercado es de 15 millones de euros. Encabeza un Zamora en el que Andrés Fernández ocupa la tercera plaza; de entre lo porteros que han jugado los seis partidos es el tercero más eficaz puesto que ha recibido seis goles, los mismos que Dmitrovic (Eibar) y menos que Pacheco (Alavés), Asenjo (Villarreal), Iván Villar (Celta) y Jaume (Valencia).

El de Remiro es el penúltimo ejemplo de jugador al que su paso por la SD Huesca ha catapultado a la élite. Ejemplos los hay cada vez más abundantes desde el primer ejemplo de Rubén Castro en la cada vez más lejana temporada 2008-09. La Primera División española está repleta de futbolistas que deberán siempre referirse a su paso por la entidad como un factor diferencial en sus carreras: desde Chimy Ávila, Enric Gallego Sergio Herrera y Juan Pérez en Osasuna a Cucho Hernández y Etxeita en el Getafe pasando por Melero y Miramón (Levante), Moi Gómez (Villarreal), Josan (Elche), Yangel Herrera (Granada) o Vadillo (Celta de Vigo).

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios