Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Una cuestión de puntería

La SD Huesca remata a puerta las mismas veces que sus rivales a domicilio, pero estos necesitan menos intentos para hacerle daño. En El Alcoraz triplica las ocasiones de gol de sus contrincantes.

Fuenlabrada-SD Huesca
David Ferreiro, en acción durante el partido del pasado sábado en Fuenlabrada.
Enrique Cidoncha

La Sociedad Deportiva Huesca presenta dos caras, en El Alcoraz y a domicilio. Imponente y efectiva la primera, con un balance de seis victorias, un empate y una derrota, 19 puntos de 24 posibles, y más endeble la segunda, como se volvió a evidenciar el sábado en Fuenlabrada (3-2). Los de Míchel Sánchez no encuentran la senda correcta como visitantes y la del estadio Fernando Torres fue la quinta derrota en ocho desplazamientos; el bagaje es de 7 puntos de 24 posibles. La primera consecuencia directa fue la pérdida de la segunda plaza provisional. Los azulgranas siguen enganchados a una pelea muy abierta: del Fuenlabrada al octavo, el Girona, hay solo cuatro puntos de diferencia.

Las estadísticas de las 16 primeras jornadas del campeonato de Segunda División, con ocho encuentros en El Alcoraz y ocho como visitantes, ofrecen algunos datos que sostienen la falta de acierto como una de las explicaciones del rendimiento foráneo. El Huesca, que es el segundo mejor conjunto local e igualado en este sentido con el Cádiz, líder destacado de Segunda División, es en cambio el sexto peor visitante. Ha marcado seis goles y recibido nueve, con el balón parado como talón de Aquiles, mientras que en El Alcoraz el saldo es de 13 goles a favor y cuatro en contra.

Las cifras de los azulgranas como invitados reflejan algún hecho tan curioso como contradictorio. Los de Míchel Sánchez han rematado entre los tres palos tantas veces como sus contrincantes (29) en estos ocho compromisos. Así, es una cuestión de efectividad. El oponente anota en uno de cada tres lanzamientos entre los tres palos (3,2), mientras que el Huesca necesita 4,83 remates para conseguirlo. La lógica dificultad que entraña en la categoría de plata cualquier desplazamiento aparece así matizada por el potencial del equipo, que disparó las mismas veces que el Lugo en la derrota por 3-2 y más que el propio Fuenlabrada.

A la SD Huesca, con todo, le disparan a puerta el doble fuera que en El Alcoraz y recibe más del doble de goles. En casa, el saldo de los rivales es de 16 lanzamientos; es decir, que rematan un promedio de solo dos veces por partido. El dominio que ha ejercido sobre sus contrincantes en la capital oscense se plasma asimismo en los 13 goles a favor en 47 remates totales, 1 gol de cada 3,61 intentos. Los de Míchel Sánchez presentan porcentaje de acierto en su estadio similar al de sus oponentes en los desplazamientos.

Otro aspecto reseñable se halla en los lanzamientos totales, incluidos los que salen fuera. El Huesca dispara, en total, más que los equipos locales a los que ha visitado: 91 remates a favor y 83 en contra. En El Alcoraz, el bagaje es de 118 remates a favor y 73 en contra. En su campo, los azulgranas triplican las ocasiones de gol del rival y, además, presentan un elevado índice de acierto. El promedio es de 14,17 remates totales en El Alcoraz y de 11,3 fuera. Esto es, no es una diferencia notable. De nuevo surge aquí la cuestión de la falta de puntería.

Además, la posesión de la pelota se gana como local (58,25 % de promedio) y como visitante (57 %) con una diferencia mínima. La mayor se ha dado en Cádiz y Fuenlabrada, un 68 %. El Huesca realizó, estadísticamente, su peor partido en la tercera jornada en Almería (1-0), pues los andaluces remataron cinco veces entre los tres palos por ninguna azulgrana. El contrincante que más ha apurado a los de Míchel en este sentido es el Extremadura con 8 disparos en un partido que se ganó (0-1). En El Alcoraz, el Real Oviedo ha sido el oponente con más peligro (4), el Girona no remató entre los tres palos (1-0) y el Albacete ganó con solo dos intentos, uno de ellos el penalti transformado por Susaeta (0-1).

El equipo aragonés inicia este lunes la semana de entrenamientos con vistas al partido del sábado ante la Ponferradina en El Alcoraz (20.00). Los del Bierzo son novenos a tres puntos de un equipo azulgrana que ha perdido ante los dos equipos en ascenso directo, Cádiz (1-0) y Fuenlabrada (3-2), y con sus acompañantes en el ‘play off’: Almería (1-0), Numancia (1-0) y Albacete (0-1). El balón parado, sobre todo en contra, y la regularidad en el juego son algunos de los aspectos prácticos a mejorar.

Etiquetas
Comentarios