SD Huesca

sd huesca

Javi Calleja, un entrenador de ida y vuelta para el Villarreal

El técnico que acaba el curso con el próximo rival del Huesca es el que la empezó, aunque en medio fue destituido y vuelto a llamar.

Javi Calleja, entrenador del Villarreal.
Javi Calleja, entrenador del Villarreal.
Villarreal CF

De poco usual se puede calificar la temporada que ha vivido el entrenador Javi Calleja al frente del Villarreal, próximo rival al que visita la SD Huesca este domingo (18.30). El madrileño arrancó el que era su segundo curso al frente del ‘submarino amarillo’ y todo hace indicar que lo acabará sentado en su banquillo. Sin embargo, por el camino fue destituido y vuelto a contratar. Todo un símbolo de lo complicado que está siendo el ejercicio en el Estadio de la Cerámica, después de que un proyecto con las miras altas haya acabado peleando por no perder la categoría.

El técnico había promocionado desde el filial en la anterior campaña para sustituir a Francisco Escribá cuando solo habían transcurrido seis jornadas de Liga y el equipo era 14º. Con él a los mandos, los ‘groguets’ cogieron impulso y acabaron en la quinta posición. El pasado verano el desembolso en fichajes del club llegó a los 68 millones de euros por nombres como los de Gerard Moreno, Ekambi, Cáseres, Funes Mori, Layún y Bacca, y las expectativas se dispararon.

Sin embargo, los resultados no llegaron y tras caer por 2-3 ante el Celta en la jornada 15 Calleja tuvo que abandonar su cargo. Recogió su testigo Luis García Plaza con la misión de reflotar la nave desde la 17ª posición en la que se encontraba. Lejos de eso, la deriva continúo hasta el punto de encallar en la zona de descenso. Fernando Roig, el presidente de los castellonenses, decidió deshacer lo hecho y volvió a llamar solo cincuenta días después al que vistiese en su etapa como jugador la camiseta amarilla durante 134 partidos.

No sin dificultades y paso a paso, alternando la competición doméstica con la Liga Europa, en la que el techo han sido los cuartos de final, el Villarreal ha ido mejorando su cara hasta las tres últimas victorias consecutivas que han hecho que la permanencia esté ahora en su mano. "Sería para matarnos si se nos escapa", aseguró este sábado.

"El sufrimiento nos ha hecho mejores, con más aciertos en momentos clave hubiésemos estado más arriba", valoró antes de medirse al Huesca, un rival que "afronta el duelo a vida o muerte". "Es un equipo que se maneja bien en esas situaciones", advirtió y por ello pidió a los suyos que tengan "la cabeza fría".

Etiquetas
Comentarios