SD Huesca

SD HUesca

La SD Huesca no baja los brazos

Galán promete seguir peleando por la salvación y no hace más cuentas que "ganar todos los partidos y esperar a lo que hagan los demás y a que el milagro pase".

Javi Galán sonríe durante el entrenamiento en el IES Pirámide.
Javi Galán sonríe durante el entrenamiento en el IES Pirámide.
SD Huesca

La plantilla de la SD Huesca hace honor a uno de los lemas del club y, aún a pesar de lo complicado de su posición en la clasificación tras el empate a cero con el Rayo, no se rinde. "No vamos a bajar los brazos", manifestó este domingo Javi Galán en lo que puede interpretarse como una variante del ‘sin reblar’.

"Es una situación difícil, pero solo vamos a pensar en el martes y en nada más", señaló el lateral izquierdo, que ejerció como portavoz de la plantilla, apuntando al compromiso con el Eibar. Es decir, el vestuario quiere aislarse de todo lo que le rodea y concentrarse en lo más concreto, su próximo partido, una receta que está consiguiendo que se mantenga fuerte mentalmente a pesar de los reveses.

"Hay que sacar los tres puntos, ir poco a poco alargando y esperar a los demás y a que el milagro pase", manifestó fiando la suerte de los azulgranas no solo a sus propios méritos, sino a los deméritos de sus contrincantes e incluso a la intervención divina.

Los de Francisco no ganan y les cuesta ahora marcar goles, pero como todo depende del cristal con el que se mire, esas mismas lecturas tienen vertientes positivas. Son cuatro los empates consecutivos, la mejor racha de toda la temporada sin perder, y dos los encuentros seguidos en los que mantienen su portería a cero. "Llevamos varios partidos en los que aunque no estemos consiguiendo los puntos estamos compitiendo bien", reflexionó el jugador llegado en el mercado de invierno procedente del Córdoba. "Todos estamos aportando atrás", consideró y, dado que repartió la responsabilidad de la imbatibilidad entre el conjunto, también lo hizo con la cuestión de no enviar el balón a la red contraria. "Gallego, Chimy y Cucho han hecho goles anteriormente y, al igual que entre todos defendemos, el ataque también debe ser una aportación coral", manifestó.

El extremeño no quiso hablar de suerte porque "son muchos partidos ya". Así, en el careo con el Rayo, desde su punto de vista, el triunfo se lo podría haber llevado cualquiera, pero "se crearon espacios y no los supimos aprovechar". "Lo planteamos como una final y se vio que ambos equipos necesitábamos la victoria", expuso. "Te vas fastidiado a casa", reconoció, pero "queda poco tiempo para pensar y ya estamos centrados en sacar los tres puntos con el Eibar", aseguró. Esa es la próxima meta, a partir de ahí se fijarán nuevas.

Etiquetas
Comentarios