Despliega el menú
SD Huesca

SD HUesca

Rivera entrena con el grupo

El medio completó parte de la sesión en el IES Pirámide junto a sus compañeros después de que la semana pasada fuese operado en un codo.

WhatsApp Image 2019-03-07 at 13.56.29
La SD Huesca realizó un distendido entrenamiento en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

Si las ausencias en los entrenamientos fueron uno de los aspectos que marcaron la semana pasada, en ésta los regresos, con la lesión de Miramón al margen, están siendo la noticia sobre el césped. Akapo y Cucho Hernández, que se perdieron el partido con el Sevilla, ya venían ejercitándose con el equipo desde días atrás de cara al partido del sábado con el Getafe, este miércoles a ellos se les unió Christian Rivera, que en una suave matinal completó parte de los ejercicios como uno más del grupo, aunque, eso sí, su fractura en el codo la tenía muy presente tocándose la lesión constantemente.

Acompañando al grupo, aunque al margen, también estuvieron Luisinho y Melero. Ambos, siguen las recuperaciones de sus respectivas dolencias y realizaron carrera continua, con el luso a mayor ritmo. De hecho, una vez que todos habían abandonado ya el césped del IES Pirámide él siguió dando vueltas aún más rápido que antes.

Rivera fue operado la semana pasada tras caer lesionado en el duelo del RCDE Stadium con el Espanyol. El periodo de baja se estima en alrededor de cinco semanas y el motivo de su presencia junto al resto de los compañeros es el de tratar de paliar lo máximo posible la perdida de ritmo de juego. Por su parte, los regresos de Luisinho, que se rompió el ligamento cruzado de la rodilla derecha en la visita al Atlético de Madrid a finales de septiembre, y de Melero, operado de su pubalgia a principios de febrero, se esperan para el tramo final de la Liga.

La ausencia entre los futbolistas que se encuentran sanos fue la de Enric Gallego que hizo acto de presencia en las instalaciones de la SD Huesca, pero se marchó pronto. La condición física del delantero catalán, que tiende a sufrir problemas de espalda, se mima con sumo cuidado dentro del cuerpo técnico y los servicios médicos del club y en entrenamientos de tono más distendidos, como suele suceder los jueves, acostumbra a trabajar a menor ritmo o a no participar en el tramo final.

Chimy Ávila
Chimy Ávila, repta por el césped del IES Pirámide, en el entrenamiento de este jueves.
Rafael Gobantes

Los últimos resultados han dotado de confianza a los jugadores y eso se refleja en sus rostros, gestos y actitudes. Un claro ejemplo de ello es Chimy Ávila. El delantero argentino dejó algún momento curioso. Primero se puso a reptar por el suelo como si de un militar se tratase ya hacia el final del entrenamiento y después interrumpio la comparecencia de Damián Musto ante los medios de comunicación enfundado en una máscara en forma de calavera. “Está loco”, señaló su compatriota.

En el apartado más táctico, Akapo y Moi Gómez fueron apartados para que el internacional ecuatoguineano, que presumiblemente será titular el sábado ante la baja de Miramón, practicase la cobertura a los pases largos. El de Rojales centraba y era el lateral que reculaba.

El equipo terminará de preparar este viernes la cita en el Coliseum Alfonso Pérez con un entrenamiento a puerta cerrada en el IES Pirámide a las 16.30.

Etiquetas
Comentarios