Despliega el menú
SD Huesca

La baja de Insua obliga al Huesca a reforzarse

El central gallego se perderá lo que queda de temporada por la rotura del ligamento anterior de la rodilla izquierda. El club podrá incorporar un futbolista en paro o con contrato.

Pablo Insua, aplicado en labores defensivas durante el partido que jugó la Sociedad Deportiva Huesca en Leganés.
Pablo Insua, aplicado en labores defensivas durante el partido que jugó la Sociedad Deportiva Huesca en Leganés.
Enrique Cidoncha

Pablo Insua se perderá lo que resta de temporada. Se han confirmado los peores temores y la lesión del central gallego de la Sociedad Deportiva Huesca afecta al ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. El jugador se sometió este lunes a una resonancia magnética en la Policlínica Alto Aragón acompañado por el responsable de los servicios médicos del club azulgrana, Juan Carlos Galindo. Los doctores radiólogos Villacampa y Aldamá le realizaron diferentes exámenes con los que concluyeron el temido diagnóstico. En los próximos días se decidirá la fecha de la intervención quirúrgica a la que tendrá que someterse antes de iniciar un proceso de recuperación de unos seis meses.

Insua se lesionó a los 39 minutos del partido del pasado sábado en Montilivi ante el Girona, en una acción fortuita en la que tratando de tapar una incursión de Portu en el área se dobló la rodilla en un gesto antinatural que terminó con el defensa en el suelo y presa del dolor. Asistido en un primer momento, su cambio fue inmediato y la inflamación inicial impidió que se realizase un diagnóstico seguro a la espera de las pruebas de este lunes.

El gallego, de 25 años y cedido por el Schalke 04, se había convertido en uno de los puntales de la zaga azulgrana, que no ha recibido goles en los tres últimos compromisos ante Real Sociedad, Valladolid y Girona. Ahora, el club valora la posibilidad inmediata de incorporar a un central de manera análoga a lo que sucedió cuando Luisinho se lesionó en septiembre. El portugués se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y, en estas situaciones, el reglamento permite incorporar a un futbolista con contrato en vigor que esté jugando en la Liga de Fútbol Profesional. Fue el caso de Christian Rivera, que llegó a préstamos de Las Palmas. La alternativa es alguien en paro.

Tras superar un difícil comienzo de temporada, había partido de inicio en los diez últimos encuentros oficiales, disputados por el coruñés de manera íntegra salvo en los casos de Villarreal y, desafortunadamente, Girona para alcanzar su mejor versión en la élite, la misma que le llevó a destacar en el Dépor y el Leganés antes de hacer las maletas con rumbo a Alemania. Dentro del esquema actual conformaba un tridente feliz con Xabi Etxeita y Jorge Pulido después de reponerse de un comienzo de campaña en el que fue un recurrente descarte.

Debutó en la jornada 12, ante el Alavés, se lesionó a los 23 minutos aquel 11 de noviembre y no reapareció hasta la doble cita copera con el Athletic, en la que metió un autogol en San Mamés. Francisco renovó su confianza en él coincidiendo con la visita del Real Madrid y después de que el almeriense dejase de contar con Rubén Semedo. Desde entonces fue un habitual y su rendimiento dibujó una curva ascendente.

Ahora, el recién llegado Adrián Diéguez, que jugó 51 minutos en Montilivi, se postula como su recambio natural en los siguientes compromisos. Insua se había asentado en el Huesca al tiempo que el equipo mostraba una notable mejoría. Francisco se queda con tres defensas centrales naturales, lo que obligará al club a buscar una incorporación.

El club azulgrana quiere apostar por una figura que vaya más allá de la contingencia de los próximos meses y con la que se pueda contar también el curso que viene en la línea que se ha tratado de seguir asimismo con los fichajes invernales o las renovaciones de Ferreiro y Pulido. La fórmula que puede emplearse es tanto la de una cesión como la de un traspaso y el Huesca dispondrá de 15 días desde que se tramite la baja federativa. No se descarta solicitar al Schalke 04 al ampliación del préstamo para la próxima temporada.

Tercer futbolista que pasará por el quirófano esta temporada
No está habituada la Sociedad Deportiva Huesca a perder futbolistas por lesiones tan graves que obliguen a estos a pasar por el quirófano. Y esta temporada ya suma tres casos. Pablo Insua se añade a Luisinho Correia y Gonzalo Melero, que por diferentes motivos ha visto cortadas sus proyecciones de este curso. La diferencia principal con respecto al central es que se espera tanto al lateral zurdo como al centrocampista en el tramo final y, por tanto, decisivo del campeonato.

Luisinho se lesionó el 25 de septiembre, en la sexta jornada y en el Wanda Metropolitano. Sufrió la misma dolencia que Insua: rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en su caso. Fue intervenido quirúrgicamente el 5 de octubre en La Coruña y se incorporó para ocupar su ficha a Christian Rivera. Se le ha vuelto a dar de alta en el pasado mercado invernal.

Más leve ha sido el problema de Melero; sin embargo, le ha impedido rendir en plenitud de condiciones. La pubalgia por la que se operó el pasado 2 de febrero en Madrid obstaculizó su trayectoria e impidió a Francisco contar de manera regular con sus servicios entre finales de octubre y comienzos de diciembre. Reapareció en la Copa y jugó de forma continuada hasta Leganés y como parte del tratamiento conservador con que se trató de combatir la osteopatía dinámica de pubis. Una vez intervenido, el plazo de recuperación más optimista apunta a las seis semanas.

Pocos futbolistas de la actual plantilla se han librado de atravesar por problemas físicos de mayor o menor calado: Etxeita, Akapo, Musto, Pulido o Gallar son otros ejemplos. También el pasado reciente arroja casos como los de Insua o Luisinho. El defensa Nagore, el polivalente Kilian Grant o el portero Javi Jiménez sufrieron el mismo calvario. En la actualidad, el zaguero se encuentra retirado del fútbol y el Huesca le renovó el contrato al conocerse el diagnóstico. Tanto Javi Jiménez como Kilian militan ahora en las filas del UCAM Murcia de Segunda B.

Etiquetas
Comentarios